Estreno

Fox recrea en 'The good wife' la nueva vida de la esposa engañada de un político

¿Qué pasa con las mujeres de los políticos caídos en desgracia por escándalos sexuales o por corrupción cuándo vuelven a casa tras comparecer apoyándoles públicamente? Éste es el dilema planteado por The good wife (La buena esposa), serie que estrena mañana Fox (dial 21 de Canal +) en prime time (22.00) y que parte de un caso real: el escándalo del gobernador de Nueva York Elliot Spitzer, obligado a dimitir por su relación con una prostituta.

Producida por Ridley y Tony Scott e interpretada por Juliana Margulies (Urgencias) y Chris Noth, Mr. Big en Sexo en Nueva York, además de recibir excelentes críticas, se ha convertido en la serie revelación en Estados Unidos, donde se mantiene en los primeros puestos de la clasificación desde su estreno en septiembre pasado, con una media de más de 13 millones de espectadores a la semana.

The good wife gira en torno a Alicia Florrick, esposa de un fiscal del Estado que debe dimitir, no sólo por el escándalo sexual, sino también porque es acusado de corrupción. La historia, inspirada en parte en el escándalo Spitzer, protagonizado por el gobernador demócrata del Estado de Nueva York, pillado en un affaire con una prostituta, arranca con la clásica comparecencia ante las cámaras del político caído en desgracia al que acompaña su sufrida esposa en actitud de respaldo y abnegación.

Sin embargo, la serie da un giro inesperado cuando la esposa traicionada decide comenzar una nueva vida. Para ello, recupera su profesión de abogada e ingresa como socia junior en un prestigioso bufete, al tiempo que trata de compaginar su vida familiar, protegiendo a sus dos hijos adolescentes del escándalo en el que se ha visto envuelto su marido. Visita a éste en la cárcel y tiene como aliada a su suegra, que le ayuda en casa.

Partiendo de una escena común en la política norteamericana -la de la esposa que arropa a su marido cogido in fraganti en un caso de corrupción- The good wife ahonda más allá de la noticia y de las fotografías preguntándose qué sucede con una de esas mujeres cuando se apagan los focos de las cámaras. En este caso, el personaje de Margulies quiere demostrar a todos y a sí misma que es mucho más que la esposa ultrajada de un político. Puede ser una buena abogada y puede recuperar el tiempo perdido durante los 13 años que ha permanecido a la sombra de su marido.

Imagen de <i>The good wife.</i>
Imagen de <i>The good wife.</i>

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS