Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La vivienda nueva cuesta ahora lo mismo que en 2005

Los precios cayeron en 2009 un 5,7%, algo menos que el año anterior

Muchas estadísticas, con una calidad muy desigual, escudriñan mes a mes el mercado de la vivienda. Y prácticamente todas coinciden en algo: en que los precios siguen cayendo, pero cada vez con menos fuerza. El último informe que apunta en esta dirección es el publicado ayer por la Sociedad de Tasación, que se fija en el valor de los pisos de nueva construcción en las ciudades más pobladas de España.

El estudio concluye que el metro cuadrado cuesta ahora 2.558 euros, un 5,7% menos que el año anterior. Se trata de una caída considerable, pero inferior al 6,6% registrado en 2008. Con los precios actuales, el mercado retrocede a la situación de 2005, cuando la creencia de que la revalorización del ladrillo continuaría indefinidamente provocó la euforia que infló la burbuja.

'The Economist' considera que los pisos aún están un 55% sobrevalorados

Los responsables de la Sociedad de Tasación prevén que las caídas de precios continúen a lo largo de este año, aunque de forma más moderada, e incluso barajan la posibilidad de leves repuntes en las ubicaciones céntricas de las grandes ciudades, donde la oferta es limitada.

Las comunidades más pujantes -y también las que padecieron la burbuja con más fuerza- son las que se llevan la palma en la caída de precios. Lidera la lista Madrid, con un descenso del 7,7%, seguida por Cataluña y la Comunidad Valenciana. Las más estables fueron Asturias, donde los pisos sólo se han abaratado un 2,1%, Baleares y Canarias. "Ha disminuido la demanda de promoción nueva por el cambio de las condiciones del mercado: ya no hay trabajo seguro ni financiación hipotecaria", afirma el presidente de la Sociedad de Tasación, José Luis Estevas-Guilmain.

"Vivimos un cambio de tendencia desde el segundo trimestre del año pasado, que fue el peor de todos. Las ventas y el crédito se han reactivado algo. Parece que el ajuste de precio no va a ser más intenso del que ya hemos visto", añade el economista Julio Rodríguez.

Pero no todos se muestran de acuerdo con que el ajuste esté llegando a su fin. El semanario británico The Economist señala a España como el país donde las viviendas siguen estando más sobrevaloradas. La revista elabora un indicador que cuantifica el precio razonable que los pisos deberían tener en cada país poniendo en relación los precios de compraventa y los de alquiler. Y, según este cálculo, el ladrillo español está sobrevalorado en un 55% si se toman como referencia los precios de 1975. Éste es el porcentaje más alto del mundo desarrollado, seguido por Hong Kong y Australia (ambas por encima del 50%) y Francia, en el 40%. Según este análisis, los precios en EE UU están ya tres puntos por debajo de su media histórica, tras abanderar la crisis inmobiliaria internacional.

"The Economist hace su estudio desde un despacho. Tirando de Internet, hacen cuadros y valoraciones. El papel lo admite todo. Nosotros, en cambio, llevamos a 800 profesionales a las calles a ver cómo evolucionan los precios", critica el presidente de la Sociedad de Tasación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de enero de 2010