Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:

Gigantes de metro y medio

El Borussia se impone al Sevilla en la final del Torneo Internacional Alevín de Fútbol 7

El Borussia de Dortmund, un derroche físico y un carácter indomable sorprendente en alevines, arrolló al Sevilla (5-2) en la final de la 14ª edición del Torneo Internacional de Fútbol 7. Los cachorros del equipo alemán fueron de principio a fin los mejores del campeonato, que se desarrolló con un gran seguimiento de público en el municipio canario de Arona, en la isla de Tenrife. Es la segunda vez que gana un combinado de fuera de España, tras el éxito de Camerún hace dos años. Aunque el hispalense Miguel devolvió el suspense al partido con dos goles que cuestionaban el 3-0 inicial de los germanos, Mohamed y Sandro terminaron dando la puntilla al Sevilla, que llegó a la cita decisiva tras batir al Atlético (2-0).

El cuadro rojiblanco fue una de las revelaciones del torneo al eliminar al Barcelona -el hijo de Tito Vilanova, segundo de Pep Guardiola, estuvo muy solvente atrás- en los penaltis en los cuartos. Aunque terminó cuarto, tras perder con el Valencia (1-0), se notó la mano del responsable de la cantera rojiblanca, José María Amorrortu, que se quedó cerca de repetir el primer puesto de 1997. Todo lo contrario sucedió en el Real Madrid, que perdió con el Almería y el Borussia y empató con el Manchester United. Una imagen pobrísima para el equipo que más títulos cuenta, seis -el último llegó en 2002-, por los tres del Barça y los dos del Espanyol.

Aunque no fue el que desplegó el fútbol más vistoso, el Borussia de Dortmund levantó el trofeo por la fiabilidad de su defensa, las estilizadas diabluras de Sandro por la banda y la pegada de Mohamed y Dylan, pichichi con seis goles. Pero quien enamoró de verdad fue el Valencia, al que el campeón eliminó en las semifinales desde los 11 metros tras empatar sin goles. Los organizadores reconocieron el mérito de la escuadra levantina y su apuesta por el jogo bonito al elegir a su capitán, Carlos, como la mejor promesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de diciembre de 2009