Reportaje:

"Tiene muchas posibilidades de volver"

Montezemolo asegura que Schumacher le confirmó los contactos con Mercedes

Con la cercanía de la Navidad, Luca Cordero di Montezemolo, presidente de Ferrari, convocó en Maranello a un reducido grupo de periodistas para celebrar un encuentro anual que se ha convertido en tradicional. Montezemolo aprovechó la ocasión para justificar la mala temporada que su escudería acaba de cerrar y explicar los motivos por los que el equipo decidió adelantar un año la incorporación de Fernando Alonso. Al mismo tiempo, el máximo responsable del grupo Fiat también desveló que Michael Schumacher le llamó el miércoles y le comentó que su regreso al Mundial de fórmula 1, de la mano del equipo Mercedes GP, está cerca de concretarse. "Michael me dijo que había muchas posibilidades de que volviera a correr, aunque la decisión aún no está tomada al cien por cien", dijo Montezemolo. "Schumacher ha recibido mucho de Ferrari. Pero es un amigo, no es un traidor. Desafortunadamente, ahora no teníamos nada más que ofrecerle".

"Es un amigo, no un traidor", dice el presidente de Ferrari del heptacampeón
"Alonso llega en su mejor momento y él siempre quiso venir con nosotros"
Más información

El alemán, que se retiró a finales de la temporada 2006, aún tiene contrato en vigor con Ferrari como asesor técnico para coches de producción, por más que el constructor italiano ya ha dejado claro que, si se le presenta la posibilidad de volver a correr, en ningún caso bloqueará la operación. A día de hoy, la reaparición de Schumi depende de unas pruebas médicas que se le realizarán y que deberán concluir si su cuello se ha recuperado de la lesión que se produjo en el accidente que sufrió en febrero, en el circuito de Cartagena, mientras se entrenaba en moto. Esa dolencia fue, precisamente, la que le impidió disputar las últimas pruebas del pasado campeonato subido al monoplaza de Felipe Massa, que se perdió el tramo final del curso debido al accidente que tuvo durante los entrenamientos del GP de Hungría. Si Schumacher acaba fichando por Mercedes volverá a trabajar con Ross Brawn, el director de la escudería y el estratega que le ha ayudado a convertirse en leyenda, primero en Benetton (sus dos primeros títulos) y después en Ferrari (los otros cinco). Según Montezemolo, Mercedes contaría con una versión distinta del corredor de Kerpen. "El verdadero Schumacher siempre me había dicho que terminaría su carrera en Ferrari"; aunque también remarcó que no renegará del germano: "Nunca olvidaremos lo que ha hecho por nosotros, igual que tampoco Michael olvidará lo que Ferrari ha hecho por él".

De las afirmaciones de Montezemolo se desprende que la factoría de los bólidos de Il Cavallino Rampante está completamente volcada en su nueva etapa, ya con Alonso como punta de lanza. "Cuando hace tres años, Domenicalli me pidió que ficháramos a Fernando mi respuesta inmediata fue sí", confesó. "Estábamos al 100% de acuerdo. Y a decir verdad, mi intención era ya ficharle cuando anunció que iba a dejar Renault al final de 2006. Entonces estuvimos valorando fichar a Raikkonen o a él. Al final nos decidimos por el finlandés. Pero ahora creo que Alonso llega en un gran momento: está más formado como piloto y como persona. Aportará espíritu de equipo. Y nosotros sabremos ofrecerle un coche capaz de darle títulos".

Lo que no quiso expresar Montezemolo fue que en 2005, cuando se estaba decidiendo el futuro de Alonso, la decisión de Ferrari debía pasar por el visto bueno de Jean Todt. Y el técnico francés no quería a Alonso. Al final, cuando Todt abandonó el equipo, Domenicalli pudo pedir a su presidente que fichara al asturiano. El acuerdo llegó hace un par de años. Pero se firmó el pasado verano, después del accidente de Massa. "Aquel accidente fue un elemento determinante, pero también lo fue la actitud de Raikkonen", afirmó Montezemolo. "Teníamos acuerdo con Alonso para incorporarle en 2011, cuando nuestros dos pilotos habrían finalizado contrato. Pero todo aquello nos decidió a adelantar un año su llegada", desveló Montezemolo, que concluyó: "Fernando es joven, habla bien el italiano, es un hombre de equipo, buen piloto y tiene una relación excelente con los técnicos. Raikkonen no hablaba. Queríamos una persona comprometida con el equipo y él siempre quiso venir a Ferrari. Cuando realizó su primera visita a la fábrica y a la escudería ya comprobé que no me había equivocado. Habló con todo el mundo, se paró a firmar autógrafos y a hacerse fotografías con todo el mundo...".

Schumacher saluda tras una prueba de karts celebrada en mes pasado.
Schumacher saluda tras una prueba de karts celebrada en mes pasado.AP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción