Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ausencias y presencias

En primera fila del paraninfo coruñés, el conselleiro de Cultura, Roberto Varela, y el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro, encabezaron la representación de los poderes públicos que no quisieron perderse el acto de ingreso de Manuel Rivas en la Real Academia Galega. El secretario general de Comunicación, Alfonso Cabaleiro, también acudió a escuchar al primer académico periodista en activo. Llamativa fue la presencia de la cúpula de Caixa Galicia: estuvieron su presidente, Mauro Varela, y su director, José Luis Méndez. En representación del Ayuntamiento de A Coruña asistieron el teniente alcalde, Henrique Tello, y concejales del bipartito local, todos del Bloque. Sorprendió la ausencia del alcalde, Javier Losada, y de cualquier representante municipal socialista. Pero no se lo perdieron, sin embargo, los regidores de Lugo, López Orozco (PSdeG), y de Sada, Abel López (BNG), así como el diputado socialista Francisco Cerviño, gran amigo del escritor. Colegas, cineastas, libreros y artistas arroparon a Rivas en su estreno como académico. José Luis Cuerda y Antón Reixa, los dos directores que llevaron a la gran pantalla sus novelas, vitorearon a Rivas. Emocionado, el autor de Que me queres amor? se fundió en un largo beso con su esposa, Isabel Mariño, y sus dos hijos. Y con su padre, compartió la tarea de repartir autógrafos y dejarse fotografiar el otro famoso de la familia, el joven actor Martiño Rivas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de diciembre de 2009