Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Televisión

"También venció así el Alcorcón"

Los amigos rurales de Málaga dan la sorpresa y ganan a los policías madrileños, que eran favoritos, en la final de la aventura asiática de 'Pekín express'

Los amigos rurales, o lo que es lo mismo, Carmela y Antonio, ganaron el domingo pasado la segunda edición de Pekín express, el reality de Cuatro, que esta temporada ha discurrido por Nepal, China e India. La pareja, natural de Fuente de Piedra (Málaga), se ha llevado 35.000 euros después de 45 días de penalidades, 10.000 kilómetros, 12 durísimas etapas por zonas inhóspitas y caóticas urbes y un emocionante sprint final. Pero sobre todo, lograron aguar la fiesta a sus más directos contrincantes, Fran y Merino.

Los policías de Coslada (Madrid) partían como favoritos. Siempre se sintieron más fuertes, más listos, más rápidos y muy conscientes de sus virtudes. Pero, contra todo pronóstico, Carmela y Antonio, gracias a su perseverancia, ilusión, destreza y suerte -¿por qué no?- llegaron los primeros a la meta. Moraleja: no hay enemigo pequeño. Así que de nada sirvieron las apabullantes condiciones físicas de los polis, acostumbrados además a ganarlo todo: inmunidad, amuletos, gincanas... De ahí su reiterada prepotencia y sus chulescas sentencias. Como muestra, esta frase de Fran: "Vamos muy sobrados, somos así".

Cuatro ya busca candidatos para la tercera edición de la telerrealidad

Sin embargo, Carmela y Antonio, dos amigos solteros, que todavía viven con sus padres, que apenas habían salido del pueblo y que se habían apuntado a Pekín express como una forma de ver mundo, pudieron con los que parecían imbatibles. "Estoy en una nube". Así resumía Antonio el domingo en Bombay, desde un plató de Bollywood, como se denomina popularmente a la pujante industria cinematográfica india, su sensación tras el triunfo. Ayer, en Madrid, exclamaba: "Me siento pletórico. Todo ha sido alucinante". "Les hemos dado una cura de humildad", señalaba Antonio, que, a pesar de sus palabras, apunta el buen feeling que existe con la pareja perdedora. "El último día a todos se nos escapó una lagrimita". "Sí, les hemos bajado los humos", atajó Carmela, que enseguida añadió: "Son buena gente, y es que incluso para ser chulos hay que tener arte, y ellos lo tienen".

A la hora de hacer balance, Carmela señala que lo que más le gusta de su compañero de viaje es que "es un luchador". Por su parte, Antonio, gráficamente dice que Carmela "los tiene bien puestos". La mujer recuerda cómo el domingo más de 400 personas se reunieron en el bar de Antonio para ver con ellos la final en una pantalla gigante. Y por supuesto a ninguno se le ocurrió revelar qué pareja había resultado victoriosa. "Desde que llegamos a España, el 10 de junio, han sido seis meses de absoluto silencio", bromea Carmela, que trabaja en una empresa familiar de piensos.

Fran y Merino también han jugado al despiste todo este tiempo. Ni en sus respectivas casas ni en su trabajo han dicho esta boca es mía. Solteros, atractivos, espontáneos y muy competitivos, siempre afirmaron que eran el tándem perfecto para triunfar en Pekín express. Y casi se sienten los vencedores oficiosos: "Somos los mejores, aunque a veces no ganan los mejores, pero fuimos los que más amuletos ganamos y los que más inmunidades conseguimos", subraya Merino. "También el Alcorcón venció al Madrid", se consuela. "La derrota duele, pero con gente como Carmela y Antonio duele menos", opina Fran, que alaba la diplomacia de la malagueña. Los dos tienen clarísimo que en caso de ganar hubieran dedicado el premio a la Policía, un colectivo que "está muy mal visto". Y sobre todo a sus compañeros de Coslada, sobre los que "los medios de comunicación han vertido muchas mentiras", a juicio de Merino, que se refiere a la detención hace año y medio del oficial jefe de la Policía Local, Ginés Jiménez, y otros 25 agentes por corrupción, implicados en la Operación Bloque.

La última cita del reality, que presenta Raquel Sánchez Silva, anotó un buen resultado: 10,9% de cuota y 1.829.000 espectadores, "una de sus mejores marcas en esta edición", según Cuatro. Registro que ha animado a la cadena a preparar la tercera temporada de Pekín express y ya busca por todo el país a quien quiera realizar el viaje de su vida y vivir una experiencia inolvidable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de diciembre de 2009