Entrevista:JON RIBERAS | Consejero delegado de Corporación Gestamp

"Nos acusaron de conservadores; ahora nos llaman estrategas"

En el edificio que la Corporación Gestamp tiene en Madrid no hay ningún cartel que anuncie el nombre de la empresa. Ni siquiera en el timbre. Así son ellos. Jon Riberas, que es al igual que su hermano, Francisco Riberas, consejero delegado, dice que prefieren "mantener un perfil bajo". Y eso a pesar de ser uno de los mayores grupos industriales españoles, líderes en fabricación de componentes de automoción y acero (presentes en 23 países a través de sus filiales Gonvarri y Gestamp) y a contar con divisiones de energías renovables que planean una inversión de 800 millones el próximo año. Un gigante que, a pesar de todo, se considera "una empresa tradicional y familiar". Jon dirige la división de Energías Renovables y Gonvarri. Francisco está al frente de la división de componentes de automoción.

"Aquí se calentó el sector de la energía solar para luego enfriarlo de golpe"
"Es probable que saquemos a Bolsa el área de renovables a medio plazo"
"Apostamos por las energías sostenibles porque es un sector con recorrido"
"El sector del automóvil en España tiene un futuro muy complejo"

Pregunta. Gestamp es líder en acero y componentes del automóvil, pero ahora centra muchos esfuerzos en las energías renovables. ¿Se preparan para el futuro?

Respuesta. Evidentemente. En la actualidad nuestro modelo de negocio está centrado en el acero y los componentes de automoción. Pero pensamos también en la necesidad de la diversificación. Por eso apostamos por las renovables. Es un sector en el que de verdad creemos. Las energías renovables son una realidad, y un cambio de actividad que nos permite abrir una nueva vía de negocio con mucho futuro. Cosa que, los negocios tradicionales tienen más complicado, especialmente en ciertos ámbitos geográficos.

P. En España se habla ahora de cambiar el modelo productivo ¿Se consideran un ejemplo?

R. No creo en cambios de modelo, creo en economías eficientes y empresas competitivas.

P. El sector de la automoción ha sido uno de los grandes golpeados. ¿Tiene futuro en España?

R. Tiene un futuro complicado. España llegó a ser hace pocos años el quinto fabricante mundial de automóviles. En 2007 se fabricaron en nuestro país casi 3,2 millones de vehículos. Este año cerraremos cerca de los 2,3 millones seguramente. Esa caída es estructural. Eso significa que la industria auxiliar del automóvil, que es tremendamente importante en España, tendrá que sufrir una reconversión.

P. Aun así han aprovechado para salir de compras fuera.

R. Pese al descenso de la cifra de negocios y la rentabilidad, tenemos un balance fuerte y creemos que es el momento de salir y encontrar oportunidades. Es un entorno difícil y la financiación está complicada, pero en eso estamos.

P. ¿Y cómo lo financian?

R. Tenemos un modelo bastante conservador. Somos una empresa familiar, que históricamente hemos seguido una estrategia de no reparto de dividendos. Desde la entrada de ArcelorMittal mantenemos una política de dividendos más activa, pero aun así hemos mantenido las alforjas bien llenas. Nuestro modelo de financiación fija el límite de deuda en una vez recursos propios. Antes de la crisis nos acusaban de ser demasiado tradicionales, incluso de destructores de valor, por no endeudarnos. Ahora nos llaman estrategas. Ni una cosa ni otra. Somos gestores prudentes, con balances sólidos para apuntalar nuestro crecimiento.

P. ¿Qué planes de expansión internacional tiene Gestamp Renovables?

R. En Gestamp queremos aprovechar con las renovables nuestra capacidad industrial. Estamos en 23 países con el sector del automóvil y muchos de ellos tienen potencial en renovables. El año que viene desarrollaremos 230 megavatios fotovoltaicos entre España, Italia y Estados Unidos. Eso supone una inversión de 800 millones de euros. Por lo que se refiere a la energía eólica, tenemos 200 megavatios operativos en España, Bélgica y Brasil. Nuestra cartera de proyectos eólicos supera los 2.000 megavatios, la mitad de ellos en Estados Unidos. Además, nuestro proyecto industrial de fabricación de torres eólicas es líder en España y Brasil y uno de los primeros en el mundo. En biomasa esperamos poder presentar en breve un proyecto de inversión de más de 100 millones para el aprovechamiento integral de subproductos forestales y cultivos energéticos cuya ejecución queremos iniciar durante 2010.

P. ¿Por qué se plantean más proyectos fotovoltaicos fuera que dentro de España?

R. Hasta ahora, España ha sido un país líder en fotovoltaica, con unas condiciones que atrajeron a muchos inversores. Y también a muchos especuladores, no lo voy a negar. Con la legislación que entró en vigor en 2009

[que incluye reducción de primas y cupos de instalación] lo que se ha hecho en España es calentar un sector para luego enfriarlo de golpe. Las primas deben bajar para empujar a la eficiencia, pero hay que darle la oportunidad al sector de reducir sus costes progresivamente para ser competitivo a largo plazo frente a las energías tradicionales

P. Para financiar estos proyectos muchos competidores salen a Bolsa ¿Lo harán ustedes?

R. Nos preguntan eso desde hace años. De momento no lo hemos visto necesario. Pero Gestamp Renovables es cierto que, muy probablemente, acabe en Bolsa, porque es una división tremendamente intensiva en capital. Lo vemos más bien a medio plazo, cuando esté preparada.

P. En 2009 sus cuentas van a sufrir un gran impacto

[prevén facturar 3.640 millones frente a los 4.658 de 2008]. Calculan que en 2010 volverán a remontar. ¿Ha pasado ya lo peor?

R. No. Pensamos que en España las cosas van a ser terriblemente duras. Nosotros mismos hemos tenido que presentar varios ERE en España. En 2010, veo la cosa igual que este año, al menos en lo industrial. Tenemos la suerte de estar en 23 países y esperamos superar los 5.000 millones de euros de facturación en 2010

P. ¿Y qué se puede hacer en España?

R. Es difícil, porque milagros no hay. Pero lo cierto es que España tiene problemas estructurales. Hay empresas competitivas, pero sin duda, hay un coste salarial muy alto y una inflexibilidad laboral que penaliza al sector industrial. Las empresas en dificultades, con el grifo de los bancos cerrado si no pueden adaptar su estructura corren serio riesgo de desaparecer. Y las empresas que cierran no vuelven a abrir. Eso es lo que hay que conseguir ahora: que las empresas no cierren.

Jon Riberas, consejero delegado de Corporación Gestamp.
Jon Riberas, consejero delegado de Corporación Gestamp.SAMUEL SÁNCHEZ

Sobre la firma

Cristina Delgado

Es subdirectora y se encarga de la edición digital de EL PAÍS. Antes fue redactora jefa de Economía, sección en la que se incorporó al periódico, en 2008. Licenciada en Periodismo y en Comunicación Audiovisual, ha realizado el máster UAM-ELPAIS y posgrados de información económica y gestión.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS