La Acadèmia une a los municipios y el Consell en el apoyo al valenciano

Font de Mora anuncia una plataforma de traducción automática de documentos

La presidenta de la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL), Ascensió Figueres, destacó la "voluntad de proximidad" y la intención de "unir esfuerzos y recursos para fortalecer el vínculo entre las instituciones, pero sobre todo entre las instituciones y la sociedad". En un acto dotado de cierta solemnidad en el monasterio de Sant Miquel dels Reis, se firmó ayer un protocolo entre la AVL, la Consejería de Educación y 61 entidades locales, entre ayuntamientos y mancomunidades de municipios, para la "coordinación de actuaciones en materia de normalización lingüística". Un acuerdo que es fruto, como destacó Figueres, de la iniciativa de un grupo de técnicos de oficinas de promoción del valenciano de varios municipios.

Con representación de ayuntamientos de todos los signos políticos, el acto contó con la intervención de la presidenta de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, la también alcaldesa de Alzira Elena Bastidas, del PP, quien apeló a la realidad sociológica y la vitalidad del valenciano en las comarcas y abogó por "una política lingüística de unidad y de avance, nunca de enfrentamiento". Firmado en el 26º aniversario de la Llei d'Ús i Ensenyament del Valencià, el protocolo supone, según explicó el consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, un mecanismo para "estar más cerca de los ciudadanos". Tras repasar los datos de la política lingüística desde que Francisco Camps preside la Generalitat (centrados en el aumento de la oferta de enseñanza en valenciano), Font de Mora anunció que su departamento trabaja en "una plataforma de traducción automática de textos administrativos al valenciano" que mejorará las posibilidades de normalización de la lengua en las instituciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de noviembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50