Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:PISTAS GASTRONÓMICAS

Tapas y 'brunch'

En un claro gesto de aproximación a los negocios en franquicia del francés Joël Robuchon, el propio Víctor Enrich y su esposa, María Vega de Seoane, propietarios del elegante restaurante Enrich, acaban de inaugurar un bar anexo concebido para tapear o comer de manera informal a precios moderados. Especialidades que respiran el mismo aire del establecimiento anexo, pero con un estilo más popular. Un lugar con cocinas a la vista donde la brigada evoluciona delante de los clientes -puro show-cooking- mientras prepara raciones y platos en pequeñas porciones para degustarse a pie de barra en taburetes altos o en las mesitas que la circundan.

En el listado, raciones de jamón ibérico, tostadas de pan con tomate, cecina del Bierzo, corte de foie-gras mi-cuit, albóndigas caseras, muslitos de pollo al ajillo, carrilleras de cerdo ibérico y hasta bocaditos de merluza en versión fish and chips. Sugerencias con un nivel medio aceptable, cuyos precios medios basculan entre los dos y los siete euros. Aparte están las raciones, pensadas para compartir. Son reconfortantes sus callos a pesar de que les falte algo de fuerza; sugerente el pan tostado con porciones de tuétano, que ganaría sin el toque de mostaza; mejorables las patatas bravas; recomendable el steak tartar, y desconcertante el sándwich club, en una versión muy particular. Y sobre la barra, una gigantesca cubitera de hielo picado atiborrada de las famosas ostras gillardeau (3,42 euros).

EL ATELIER D'ENRICH

Estafeta, 2. Plaza de la Moraleja. La Moraleja (Madrid). Teléfono: 916 50 29 32.

Encuentra otros restaurantes en Madrid

Los postres, bastante cuidados, como su famoso tatin de manzana, el bizcocho fluido de chocolate al estilo del francés Michel Bras o la sopa fría de mango y maracuyá. De acuerdo con la moda imperante, los horarios son largos: mantiene sus cocinas abiertas a partir de las 12.00 y concluye de madrugada sirviendo copas. Los domingos, de 12.00 a 15.45, un interesante brunch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009