Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ex alcalde García Díez dimite como líder local del PP de Lugo

Jaime Castiñeira asumirá el cargo y la candidatura municipal

El PP comenzó a sentar las bases de lo que será una dura campaña electoral para recuperar la Diputación de Lugo y desbancar de la alcaldía al socialista Xosé López Orozco. El primer paso lo dio ayer, cuando el actual portavoz municipal, Joaquín García Díez, anunció su retirada de la política local -continuará como diputado en el Congreso- y dejará su acta de concejal para que el comité ejecutivo provincial designe un nuevo portavoz, que se convertirá, salvo imprevistos, en el próximo candidato a la alcaldía. Aunque el presidente provincial del partido, Xosé Manuel Barreiro -que acompañó a García Díez en la comparacencia para anunciar su dimisión- no quiso avanzar nada, otras fuentes del PP confirmaron que el diputado autonómico y también concejal Jaime Castiñeira será el elegido.

El PP busca arañar votos en la capital para recuperar la Diputación

Castiñeira aprovechó sus conocimientos en materia de urbanismo para desarrollar un papel importante en el apoyo que prestó el PP a la aprobación del Plan Xeral de Ordenación Municipal. En el partido están convencidos de que es el mejor candidato pata, al menos, restar un buen puñado de votos al actual equipo de gobierno. Aunque no fuese suficiente para arrebatar la alcaldía a Orozco, un ascenso electoral en el partido judicial de Lugo puede resultar clave para que el PP logre uno de los dos diputados que necesita a fin de recuperar la Diputación. El otro lo disputarán en A Mariña o incluso en Monforte, donde el PP cuenta con debilitar al actual alcalde nacionalista, Severino Rodríguez.

Joaquín García Díez fue el primer alcalde de Lugo en conseguir un gobierno con mayoría absoluta para el PP (1995-1999). Sus diferencias con Francisco Cacharro lo llevaron a abandonar temporalmente la actividad pública, aunque siempre gozó de buena imagen en la dirección nacional del partido. Ese respaldo sirvió para convencerle de que aceptara la candidatura en las últimas elecciones municipales, cuando ya todo apuntaba a Castiñeira para tal puesto. Sin embargo, no logró superar la barrera de los nueve concejales, aunque Orozco se quedó sin mayoría al perder un concejal a favor del BNG.

García Díez agradeció las "muchas oportunidades" -fue candidato hasta en cuatro ocasiones en puestos distintos- que le otorgó el partido en la vida pública local y, tras una "reflexión difícil" llegó a la conclusión de que ha cubierto un ciclo político, según explicó. "Ahora", agregó, "quiero que esas oportunidades también las tengan otras personas y, por lo tanto, quiero saber retirarme a tiempo y que lo mismo que a mí se me permitió luchar por los intereses de esta ciudad, lo puedan hacer otras personas".

El dimitido portavoz se afanó en desmentir que su marcha obedezca a discrepancias con Xosé Manuel Barreiro. "Que nadie rasque en esa dirección, porque no encontrará premio después de rascar en la etiqueta", ironizó. Y para dejar constancia de que seguirá colaborando con el partido utilizó un símil automovilístico y afirmó que pretende "pasar a boxes" para apoyar a sus compañeros "como un mecánico experto". En el Congreso de los Diputados, Joaquín García Díez seguirá como portavoz del PP en asuntos de pesca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de noviembre de 2009