Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El optimismo de los célebres Blind Boys de Alabama abre el festival de gospel

"El secreto es el optimismo; se trata de una música tremendamente desinhibida que contagia optimismo". Con estas palabras explica el creciente éxito del festival Els Grans del Gospel su director Juan Roselló. "En Estados Unidos el gospel es una música eminentemente religiosa, pero aquí ese componente es mucho menor y se valora más su optimismo, los valores humanos que irradian las canciones y la felicidad que contagian". Roselló sabe de lo que habla porque el festival llega ya a su undécima edición creciendo año tras año.

Mañana el festival abrirá sus puertas con un concierto de gala en el Palau de la Música (21.00 horas) protagonizado por la formación más popular y premiada (cinco Grammys en su haber) de los últimos 50 años, The Blind Boys of Alabama. Creados en 1939, no han parado de trabajar desde entonces colaborando con innumerables músicos de pop, rock y jazz y atrayendo a públicos muy diversos.

El festival barcelonés incluye otras propuestas muy diferenciadas entre sí. "Gospel norteamericano, por supuesto, pero también la cara más africana del Soweto Gospel Choir y una producción catalana con más de 200 voces agrupadas por el Institut Gospel de Barcelona. Iremos desde los quintetos a los grandes coros e, incluso, podríamos hablar de musical-gospel".

El Soweto Gospel Choir volverá al Palau el 17 de diciembre. Días antes, el 12, el Liceo acogerá una doble sesión que reflejará los contrastes del género: un pequeño grupo y una gran coral, The Brotherhood Singers y el Amen Gospel Choir. Bridget A. Bazile compartirá escenario con la mencionada coral del Institut Gospel en el Auditori el 23 de diciembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de noviembre de 2009