Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vicasa pacta el cierre de la fábrica de botellas de Jerez

El acuerdo implica prejubilaciones y traslados a Alcalá de Guadaíra

Sabor agridulce. Los trabajadores de la fábrica de botellas de Jerez se fundían anoche en abrazos tras escuchar el acuerdo alcanzado con la multinacional francesa Saint Gobain Vicasa sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo que pesa sobre la factoría desde el pasado 15 de octubre. Celebraban que no habrá despidos forzosos; lloraban el cierre fulminante de una planta centenarias.

Los empleados y sus familias escuchaban anoche, en la oscuridad de los aparcamientos de la fábrica, su devenir más inmediato. Tras semanas de negociaciones, se selló el acercamiento entre las partes. El comité valoró un pacto "digno" que deja empleo en Jerez para algunos y prejubilaciones y traslados a otro centro de producción para el resto.

Finalmente, la compañía de vidrio clausurará la producción de botellas, pero creará en la misma ubicación el ya anunciado Centro de Servicios Técnicos de Saint Gobain Jerez, una instalación de almacenaje y reparación de maquinaria que absorberá a 40 de los 114 trabajadores de base que mantiene la empresa en la actualidad.

Asimismo, Vicasa prejubilará con el 95% de su sueldo a los 53 empleados de más de 55 años y trasladará a la fábrica de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) al resto, 21 personas.

De estos últimos, una decena se colocará de manera inmediata en la planta sevillana, mientras que los otros 11 no migrarán a Alcalá hasta 2011, cuando está previsto que se amplíe la industria sevillana con un tercer horno. Hasta entonces, los empleados cobrarán el 100% de su sueldo, a pesar de que se aprobará para ellos un ERE temporal. El acuerdo también contempla que los 21 trabajadores que se marchen a Sevilla dispondrán de un complemento adicional de 280 euros al mes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de noviembre de 2009