Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis familias piden la exhumación de restos en Alfacar

Los solicitantes dicen que sus parientes fueron enterrados con Lorca

Seis personas han solicitado exhumar e identificar restos ante la Consejería de Justicia para saber si sus familiares están enterrados en la fosa de Alfacar (Granada), donde se supone que yacen los restos del poeta Federico García Lorca. Manuel Jiménez, de 81 años, es uno de ellos. A finales de octubre se presentó ante la excavación para encontrar los restos de su padre, Antonio Jiménez, fusilado en agosto de 1936. "En aquellos tiempos se comentaba que habían traído aquí a mi padre. Ahora he venido a ver si podrían estar sus restos", dijo esperanzado.

Los trabajos para la excavación y exhumación pretendían identificar los restos de Lorca, del maestro Dióscoro Galindo, los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas, el inspector de tributos Fermín Roldán y el restaurador Miguel Cobo. Pero desde que comenzaron los trabajos y ya con el plazo que estableció la Junta caducado, han surgido seis personas, todas ellas de Granada capital y alrededores, que han aportado pruebas que acreditan que sus familiares también fueron enterrados en el paraje de Fuente Grande.

MÁS INFORMACIÓN

El Comisariado para la Memoria Histórica estudia las pruebas aportadas: testimonios orales y escritos, además de datos historiográficos basados en publicaciones y del Tribunal Penal Militar de la época, que reseñaba los fallecidos en la Guerra Civil. "Han aportado datos que hay que investigar. Ahora se verá si la documentación aportada tiene base, y posteriormente se les extraerá el ADN para su identificación", afirman fuentes de la investigación.

A medida que la excavación cobra más eco y es más difundida, es muy posible que salgan a la luz nuevas peticiones de exhumaciones. Los reclamantes son personas mayores que desconocen el funcionamiento de los plazos oficiales y la documentación requerida por la Administración. "Existe un efecto llamada entre la gente mayor. Todos nos indicaron que se decidieron a pedir la exhumación tras comprobar el nivel de seriedad de la excavación", afirman las mismas fuentes.

Lorca falleció el 18 de agosto de 1936. Estas seis personas han aportado pruebas de que sus familiares fallecieron en una fecha indeterminada entre agosto y septiembre, por lo que pudieron haber sido enterrados en el paraje de Alfacar.

Las otras familias que junto a Jiménez han pedido la exhumación de los restos de sus familiares han pedido a la Junta que se respete su anonimato. Jiménez busca aclarar el desconcierto que le produjo la muerte de su padre. "Yo tendría diez u once años. Le quitaron el quiosco de los jardinillos de la plaza del Triunfo a mi padre y le quitaron la vida. No militaba en ningún partido, no era político y no sé por qué razón vino esto. No tenía enemigos, era muy tranquilo", explica.

La excavación se encuentra aún en su primera fase. Tras los trabajos realizados por los técnicos del Instituto Andaluz de Geofísica, se identificaron los seis posibles emplazamientos con restos, movimientos de tierras señalados por el georradar. Una vez que se identifiquen los cuatro emplazamientos que ahora cubre la carpa, ésta se trasladará para proteger los otros dos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de noviembre de 2009