La inversión en oro se dispara en pleno récord de la cotización

El precio alcanza los 1.100 dólares por onza, un 50% más que hace un año

Una pareja de esas que uno llamaría de mediana edad entra en una pequeña tienda del barrio de Salamanca de Madrid con una bolsita de plástico llena de joyas de oro. A la vista, y al peso, no impresionan gran cosa: son sólo 93 gramos. La empleada los pasa por una especie aparato de rayos X que desentraña la composición del metal. En una de las piezas, chasquea la lengua: "Lo siento, señora, ésta es de plata". La mujer parece sorprendida, pero vende el resto y sale de allí con 1.070 euros en el bolsillo.

Sus alhajas viajarán ahora a Suiza y desde allí, esa pequeña tienda importará lingotes de 18 quilates que pequeños inversores compran cada día en el mismo establecimiento, desde 2,5 gramos (80 euros) a 1 un kilo de metal precioso (unos 23.000 euros). El circuito se repite cada día. El número de transacciones se ha multiplicado con la crisis, según explica el director de la compañía Compro Oro, Luis Montero. La cadena nació en 2008 para aprovechar el filón que pronosticaban con el negocio del oro y en apenas unos meses ha visto crecer su actividad de forma trepidante.

La crisis potencia la venta de joyas usadas en España al mismo tiempo que en los dos últimos años ha multiplicado la inversión en este metal precioso en un mercado, el español, aún muy pequeño respecto al de otros países europeos. El mercado del oro ha visto cómo se dispara la demanda mundial para inversión debido a la búsqueda de este activo tradicionalmente refugio en tiempos crisis, pero también a otros factores como la debilidad del dólar y su papel de escudo ante la inflación. Esta inversión ha escalado un 47% en el segundo trimestre del año, frente al mismo trimestre del año pasado, hasta mover 223 toneladas, si bien se ha enfriado respecto al trimestre anterior, según los datos de más recientes World Gold Council recogidos por Citigroup.

El precio del oro no deja de romper marcas. El pasado viernes, el metal precioso llegó a tocar por primera vez en la historia los 1.100 dólares por onza, después de todo un año alcista, con una revalorización -en la divisa americana- del 50% en los últimos 12 meses. La guinda la puso la semana pasada la compra por parte del Banco Central de India de 200 toneladas del metal precioso al Fondo Monetario Internacional (FMI). "Al pagar 1.043 dólares por onza, para mucho inversores eso significa que se ha fijado un suelo en el precio", reflexiona José Luis Martínez Campuzano, estrategia de Citi en España. A su juicio, la escalada del metal no tiene razones fundamentales.

La fiebre del oro también llega al pequeño inversor español, y la televisión por las mañanas pasa machacones anuncios de firmas que compran joyas o venden oro a distancia. Oro Direct, nacida en 2006, también vio dispararse su actividad hasta triplicarse en 2008. La compañía tiene tiendas en Valencia y Madrid y espera abrir una tercera en Barcelona. "Sustos como la quiebra de Lehman Brothers llevó a mucha gente a invertir en oro. Si no ha subido más es por la caída de la joyería", opina Marta Domínguez, directora de marketing de la compañía.

Philip Klapwijk, director de la consultora especializada en oro GFMS, asegura que el volumen de inversión en lingotes y monedas se estima se disparó en 2008, y augura un nuevo incremento para este año. En Alemania, el mayor mercado de Europa, la inversión neta en lingotes y monedas fue alrededor de 108 toneladas, unos 2.200 millones.

La cuestión es cuánto durará la fiesta. Los dientes de sierra que presenta cualquier gráfico sobre los precios del oro demuestran que a corto plazo las oscilaciones son contantes. Pablo Guijarro, de Analistas Financieros Internacionales (AFI), opina que, en general, "las materias primas se han pasado de la raya porque, aunque las economías emergentes estén funcionando bien, tanto el crecimiento mundial como el consumo energético van a ser menores".

Lingotes de oro en una joyería de Tokio (Japón).
Lingotes de oro en una joyería de Tokio (Japón).BLOOMBERG

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 09 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50