Ni ruptura con IU ni fractura sindical

El PCE, partido fundador y hegemónico de IU, seguirá en IU. Una aparente obviedad que no lo es tanto: las pésimas relaciones entre el partido y la coalición en los últimos cuatro años habían dado lugar a una corriente de opinión partidaria de plantear el cisma. La propuesta había llegado viva al XVIII congreso del PCE, celebrado este fin de semana en Madrid, pero sale muerta de él: ayer sólo recibió un 13% de apoyos durante el debate en plenario que fijó la línea política de un partido con cerca de 19.000 afiliados. "Esa posibilidad se ha cerrado. La apuesta por IU es firme", resumió un portavoz del PCE.

Algo ha podido tener que ver el hecho de que, en la Asamblea de IU del año pasado, la lista ganadora fuese la auspiciada por la dirección del PCE y el coordinador actual sea un veterano comunista, Cayo Lara. "Quizá si el resultado de esa asamblea hubiese sido otro yo no estaría aquí defendiendo esto. Con Cayo las cosas van mejor", admitió desde el atril uno de los ponentes de la tesis mayoritaria, la de quedarse en IU.

Más información
"Los comunistas no tenemos que pedir perdón"

Otra posible fractura, esta vez con CC OO, también ha quedado descartada. Aunque este asunto dio lugar a un debate más intenso. El paquete de enmiendas que defendía que CC OO deje de ser el único "sindicato de referencia" de los comunistas sumó un 25% de votos. "Era otro de los debates fundamentales de este congreso. Hay descontento con CC OO, sobre todo lo hubo con la dirección anterior, la de José María Fidalgo, y en general con la actitud de los sindicatos ante la crisis", explicaba un dirigente. "Pero no vamos a ponerlo en igualdad de condiciones con otros, sigue siendo el sindicato de referencia del PCE".

Rechazadas esas enmiendas y muchas otras, la línea política fue aprobada con el 94% de los votos (el informe del secretario general saliente, Francisco Frutos, recibió el 84%). Hoy termina un congreso que se inició el viernes con la proyección de un vídeo reivindicativo de la historia del PCE y de sus dirigentes en el que destacaba una ausencia: Santiago Carrillo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS