Un tribunal obliga a Barberá a proteger El Carme del ruido

Ha llevado tiempo, pero los tribunales han dado la razón al colectivo vecinal Amics de El Carme. El barrio, plagado de locales de ocio nocturno, soporta un nivel de ruido superior a lo tolerable, por eso el Ayuntamiento de Valencia debe declararlo ZAS (Zona Acústicamente Saturada). La queja es antigua, concretamente de febrero de 2005 en que el colectivo vecinal pidió al consistorio que protegiese a los vecinos del ruido nocturno.

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Valencia, les ha dado la razón cuatro años después. El colectivo vecinal exigió ayer en un comunicado la aplicación de medidas inmediatas para garantizar el derecho a la salud de los vecinos. Amics pide que se restrinjan los horarios de apertura de los locales, que no otorguen más licencias de apertura, se revisen las concedidas y dimita la concejal responsable del área, Lourdes Bernal. También piden la limpieza intensiva del barrio y critican que el juzgado no imponga las costas procesales al consistorio.

Más información

Bernal no se sintió aludida por las críticas de los vecinos y aseguró en un comunicado que las medidas que pide el juez "ya están en marcha", en alusión a las mediciones de ruido que realizan los técnicos municipales. La Federación de Hostelería pide que las pymes hosteleras no sean "un chivo expiatorio" tras el fallo judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de noviembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50