Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 30 años por el doble crimen de Catarroja

El próximo día 10 está citado en la sala cuarta de la Audiencia de Valencia Sergio Ferrer Asins para ser juzgado por matar con un sable a sus padres en Catarroja el 15 de septiembre de 2007. El fiscal pide para él 15 años de cárcel por cada homicidio.

Sergio Ferrer, de 21 años, en prisión desde que ocurrieran los hechos, es, para el ministerio público, el responsable de las dos muertes, aunque en el escrito de acusación no descarta que participara otra persona que no ha podido ser identificada. Según el fiscal, a las 23.45 del 15 de septiembre de 2007 Sergio Ferrer agredió a su padre, Leonardo Ferrer, en la casa familiar, propinándole golpes por todo el cuerpo, "causándole múltiples heridas", con ayuda de "un sable de adorno". El hombre murió a consecuencia de las heridas entre la 1.30 y las 2.30. Mientras la víctima agonizaba, Sergio Ferrer, su hijo, "se apoderó de diferentes joyas y objetos de valor de sus padres", los metió en una bolsa de plástico, los llevó a un local propiedad de sus padres y los escondió tras una nevera.

Después, a las 4.30, se fue al restaurante Fénix, en Albal, a recoger al trabajo a su madre, Cristina Asins. Cuando la mujer entró en casa, Sergio Ferrer la agredió mortalmente con el sable. Falleció entre las 5.00 y las 7.00. Sergio Ferrer dejó a sus padres muertos y se fue a Valencia, a un bar, donde conoció a un joven con el que se fue primero a Moncada y después a Meliana de copas. Regresó a Catarroja en autobús a las 9.00. Y en algún momento arrojó el arma al barranco. Trató de construir una coartada con su familia. Pero la Guardia Civil la desmontó y le detuvo dos días después.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de noviembre de 2009