Los efectos de la crisis financiera

Cajastur absorberá CCM para formar la octava caja

La entidad asturiana recibirá 1.300 millones en ayudas y un seguro para la morosidad futura

La primera operación de rescate financiero en España ha dado un paso de gigante. Cajastur, la entidad número veinte, rescatará Caja Castilla La Mancha (CCM), que ocupa el puesto duodécimo por recursos de clientes, para formar la octava entidad de ahorro, con depósitos por 33.000 millones. Los dos Gobiernos autonómicos implicados, Asturias y la Junta de Castilla-La Mancha, ambos socialistas, apoyan la operación.

Aunque el plazo del Banco de España para tomar una decisión vencía el 20 de noviembre, decidió acelerar el proceso y aceptar la oferta de Cajastur por ser más interesante que la de la BBK ya que pedía menos ayudas. Mario Fernández, presidente de la caja vizcaína, recibe su primer varapalo desde su nombramiento en julio pasado.

El Banco de España ha acelerado la decisión para frenar la sangría de CCM
La sede social de la entidad absorbida se mantiene en Toledo
Más información
Una caja saneada y eficiente

El plan financiero es el siguiente: CCM devolverá 1.300 millones de ayudas que recibió en marzo del Fondo de Garantía de Depósitos de las cajas (FGD) tras emitir participaciones preferentes por este importe. A cambio, recibirá 900 millones de capital puro (en forma de cuotas participativas, por las que no paga intereses) y 400 millones más por otra emisión de participaciones preferentes. Además, contará con un seguro para cubrir morosidad futura. Este aspecto es muy importante y será una cantidad variable, en función de los créditos dudosos que vayan apareciendo, incluyendo los de la corporación industrial. Tanto el Banco de España como Cajastur ocultaron el importe del seguro.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

CCM tiene una tasa de morosidad del 17%, cerró el primer semestre del año con unas pérdidas de 138,5 millones y su ratio de capital (core capital) estaba en el 3,8%, por debajo del mínimo legal. Cajastur no es una entidad grande, pero es una de las más fuertes: tiene un ratio de capital del 12% y una morosidad del 2,88%, de las más bajas del sector. No obstante, a partir de ahora, la entidad norteña tendrá un reto en su gestión, ya que la calificación de su deuda, el rating, podría descender. Eso encarecería su financiación. Además, tendrá que asumir los vencimientos de liquidez de CCM, que ascienden a 2.000 millones hasta diciembre de 2010, según unas fuentes, y a casi 10.000 millones, según otras. No obstante, CCM todavía tiene 9.000 millones de liquidez proporcionada por el Banco de España.

El supervisor ha acelerado la operación para frenar la sangría que estaba sufriendo CCM. El siguiente paso será la aprobación de este plan por el consejo de CCM, que lo enviará a la Asamblea General y, por último, deberá recibir el visto bueno del Gobierno manchego. La posición del PP será clave. Con todos los parabienes, el proyecto debe ser aprobado por el consejo de Cajastur y el Gobierno de Asturias. Según la Junta de Castilla-La Mancha, estos trámites concluirán antes de fin de año de 2009.

"A juicio del Banco de España, este plan de integración es el que mejor cumple los criterios de solidez y racionalidad económica y financiera y, además, respeta el objetivo de no suponer un coste para el erario público", dijo el supervisor en un comunicado. Más adelante insistió en que "este apoyo financiero no implica la utilización de recursos públicos, ya que los fondos del FGD provienen de las aportaciones de las propias entidades".

Una de las claves del éxito de esta operación ha sido una filial destinada a los altos patrimonios, el Banco Liberta. El proyecto se desarrollaría mediante la integración parcial de CCM en el Grupo Cajastur, con la cesión parcial de los activos castellanomanchegos en Banco Liberta, procedente del antiguo Banco del Noroeste. Esa ficha bancaria, que fue adquirida en 1999, recibirá los activos, pasivos, oficinas y empleados de la actual CCM. Cajastur, que asumirá la gestión y la titularidad hegemónica del negocio financiero de CCM, tendrá el 75% del banco; la actual CCM suscribirá el 25% restante.

"Con esta estructura se garantizaría la supervivencia individual de Cajastur y de CCM, preservándose su independencia, composición de órganos de gobierno e identidad y enraizamiento en su entorno social originario", según la entidad.

No obstante, la ayuda del Fondo de Garantía en el capital es tan importante (900 millones) que se convertirá en accionista de enorme relevancia del nuevo grupo Cajastur. Hasta ahora, la entidad norteña tenía 1.200 millones de recursos propios y CCM, 300 millones.

Con la operación encauzada a través de Liberta CCM no desaparece, como sí ocurriría en una fusión por absorción, y persistirá como un ente patrimonial, titular del 25% del Banco Liberta y, al mismo tiempo, como cabecera de la Obra Social y Cultural de Caja Castilla La Mancha, que seguirá existiendo, informa Javier Cuartas. Tanto la obra social de CCM como la propia CCM (que ya no ejercerá actividad financiera) y el Banco Liberta tendrán su sede en Toledo.

Con el diseño de esta operación a través de una sociedad interpuesta, además, Cajastur logra preservar su arraigo asturiano. En caso de una fusión por absorción, el mayor tamaño de la caja manchega (CCM es 1,7 veces mayor) supondría que los órganos de gobierno de la caja resultante (asamblea general, consejo y comisión de control) pasarían a ser mayoritariamente manchegos. Cajastur tratará de vender participaciones empresariales de CCM como el aeropuerto de Ciudad Real, complejo turístico Reino de Don Quijote.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró que se eligió Cajastur porque es una caja "solvente y saneada" y porque tiene poca presencia en esta región, pues tan solo cuenta con cuatro oficinas, algo que garantiza el empleo de CCM, en su opinión. Barreda, que había hablado con el presidente de Asturias, Vicente Areces, dijo que la nueva entidad "será muy solvente".

Hernández Moltó, ex presidente de CCM, tras la intervención de la entidad, el pasado 29 de marzo.
Hernández Moltó, ex presidente de CCM, tras la intervención de la entidad, el pasado 29 de marzo.C. MANUEL

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS