Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pelotazo en primera línea de mar

La fachada marítima de Badalona también cayó en manos de la trama corrupta. Marina Badalona, la sociedad pública que gestiona la zona portuaria, otorgó un solar para construir viviendas en primera línea de mar a una de las empresas que aparecen citadas en el auto del juez Garzón, Badalona Building Waterfront (BBW). La adjudicación del solar se hizo sin que mediara concurso público alguno y sólo para liquidar un préstamo de 13,2 millones que, meses antes, la empresa concedió a Marina Badalona.

La instrumental BBW nació en diciembre 2002 con un objetivo declarado: gestionar una zona residencial en el litoral de la ciudad barcelonesa. Aunque resulta sorprendente, lo primero que hizo al constituirse fue dar un préstamo de 13,2 millones a favor de Marina Badalona, participada a medias por el ayuntamiento y el Consell Comarcal del Barcelones, y dirigida con mano de hierro, desde 2000, por su consejero delegado, Juan Felipe Ruiz. Éste liquidó el crédito el año siguiente con la entrega de dos fincas. Es decir, BBW se hizo con los solares en primera línea de costa sin pasar por concurso.

Ruiz, ex concejal en Badalona y ex delegado del Gobierno en Menorca (de 1988 a 1995) aparece en el auto judicial, que le cita como "el contacto" de Luigi en Badalona. El consejero delegado es un hombre de la confianza del alcalde encarcelado de Santa Coloma de Gramenet, Bartomeu Muñoz, según diversas fuentes.

Entre 2003 y 2004, Ruiz fue miembro del consejo de administración de BBW. Aunque no a título individual, sino como representante de Marina Badalona, que entonces poseía un 10% del capital de BBW (60.000 euros).

Garzón detalla en su escrito que, 15 meses después de la adquisición del local, éste se vendió a la inmobiliaria Espais (cuyo presidente, Lluís Casamitjana, también está imputado) y a Procam. Se generó, así una "revalorización considerable", cifrada en 14 millones de euros. Luis García, Macià Alavedra y Lluís Prenafeta resultaron beneficiados. BBW fue absorbida por Espais el año pasado.

El solar, de 3.000 metros cuadrados y con una edificabilidad prevista de 17.000, nunca ha sufrido modificaciones. Todavía no ha comenzado a levantarse allí ningún edificio. Entre otras cosas, porque el Ayuntamiento denegó el año pasado la licencia de obras al no ver cumplidos ciertos requisitos.

El alcalde de Badalona, Jordi Serra (PSC), reaccionó ayer de forma contundente al conocer que el consejero delegado figura en el auto: decretó una suspensión de licencias para la finca investigada y ordenó que se paralice la actividad económica y patrimonial de Marina Badalona. Además, exigió a Ruiz que "renuncie a sus atribuciones especiales". Fuentes municipales coincidieron en que el poder de este hombre en Marina Badalona es "casi absoluto".

El pasado martes, cuando la Guardia Civil ejecutó la Operación Pretoria, Ruiz declaró a este diario: "Espais tiene un solar en el puerto. Como no sea ése... Pero no sé de qué va todo esto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de noviembre de 2009