Entrevista:MÚSICA

"Nos metieron en el saco de Milli Vanilli"

Entre 1988 y 1992, la música de baile comercial tuvo su lustro dorado. Mientras las fiestas acid house vivían su apogeo, un sinfín de productores europeos lograron dar el salto al éxito masivo y competir con el sonido oficial de la época cocinado industrialmente por los productores británicos Stock, Aitken & Waterman. Por primera vez, las listas de éxitos de todo el mundo celebraban la anexión de la música house al gusto popular. Incluida España, que bailaba al ritmo de los recopilatorios de Lo + disco antes de que la mákina diera su golpe de estado. Es la época de Black Box, Snap!, Inner City o Crystal Waters. Pero, sobre todo, de Technotronic.

Si hubiese que definir este periodo con una canción, ésta sería Pump up the jam, el primer maxi de Technotronic publicado en 1989. Su combinación de bombo, platillo, sintetizadores y hip-hop fue la piedra filosofal del hip-house y se convirtió en un clásico instantáneo. La fórmula les sirvió para rellenar un álbum con hits que vendió 14 millones de discos. La banda inicial, formada por el productor belga Jo Bogaert y los vocalistas Ya Kid K y MC Eric, se rompió enseguida y Technotronic se diluyó después de dos vulgares discos más.

"En los últimos tres años ha habido una invasión de los ochenta. Es un momento perfecto para ser Technotronic. No tenemos que ser otra cosa"

Para celebrar el vigésimo aniversario de su hito, los componentes originales del grupo se reúnen en una gira que los trae a España al festival Periferias de Huesca, que este año tiene como leit motiv lo "comercial". El galés MC Eric, desde Londres, explica sus planes de futuro inmediato y analiza por qué Technotronic está más vigente que nunca.

EP3. ¿Por qué vuelve Technotronic?

MC Eric. El momento es perfecto, en parte premeditado y en parte por suerte. La compañía quería hacer algo especial por el 20º aniversario de nuestro primer disco, y esto coincide con que nuestro sonido es muy relevante. En los últimos tres años ha habido una invasión de sonidos de los ochenta y raperos como Dizzee Rascal han copado las listas. Es un momento perfecto para que Technotronic sea Technotronic. No tenemos que ser otra cosa.

EP3. ¿Encuentras trazas de vuestro sonido en algún artista en particular?

M. E. Preferiría que lo reconocieran esos que nos copian. Pero en un género tan complicado como el house comercial, en el que encontrar la fórmula del éxito es tan difícil, es normal inspirarse en alguien que la ha encontrado antes que tú, porque eso incrementa tus posibilidades de tener un hit.

EP3. ¿No crees que esta fórmula ganadora hacía que todas vuestras canciones sonaran excesivamente parecidas?

M. E. Si yo creo que utilizar una pista de afro-beat con sintetizadores es brillante y funciona, si la reacción de la gente me hace pensar que tengo razón, voy a hacer tantas canciones así como pueda. No una, mil, porque es nuestra marca. Es la forma de permanecer y de que te recuerden. No vamos a publicar algo distinto para llamar la atención, porque sería vergonzoso e irrespetuoso con la música.

EP3. ¿Por qué Pump up the jam ha envejecido tan bien?

M. E. Tenía una producción bastante básica, nada complicada. Y la mezcla de rap y canto africano de Ya Kid K hacía que sonara actual a la vez que antiguo y profundo. Tiene un elemento orgánico que otros productores nunca han comprendido.

EP3. ¿Por qué aceptasteis que en la primera época la imagen del grupo fuese Felly Kilingi, una modelo que hacía playback?

M. E. Fue hecho sin nuestro consentimiento. Ya Kid K firmó un contrato ilegal porque era menor de edad. Cuando todo el mundo se dio cuenta, era tarde, porque la canción ya era un éxito en los clubes y no se podía esperar para que no pasara el tren. Así que encontraron a esta chica que no hablaba inglés, parecía africana y tenía una imagen muy fuerte. La compañía la escogió sin que lo supiéramos.

EP3. ¿Cómo os sentisteis cuando se descubrió el engaño?

M. E. Coincidió con el momento en que se descubrió que Milli Vanilli eran un fraude. Nosotros éramos cantantes, compositores de las canciones, y nos cabreaba que la gente nos pudiera meter en el mismo saco que alguno de esos grupos haciendo esa basura espantosa. Hicimos lo que pudimos. Insistíamos, en cada programa de televisión en el que actuábamos, en que cantábamos en directo. Este tipo de cosas ayudaron a que la gente entendiera que era Ya Kid K la verdadera cantante. Con los siguientes sencillos todo se solucionó.

EP3. ¿Alguna fase de vuestra vida fue sexo, drogas y house?

M. E. Nunca he probado las drogas. Muchos amigos no se lo creen porque soy músico, pero es verdad. Y en el caso de Jo y Ya Kid K…, yo no puedo hablar por ellos.

EP3. ¿Cómo son vuestros conciertos?

M. E. Son una celebración de la música de baile de 1988 a 1993. Intentamos mostrarnos entusiastas con el sonido de esta época y damos una gran fiesta para ello. Pinchamos trozos de canciones de aquel periodo: Gypsy woman, de Crystal Waters; Big fun, de Inner City; Tom's diner, de DNA y Suzanne Vega… Es increíble lo bien que suenan ahora. Quizá sea porque, después de este periodo, el house se especializó. En un momento dado alguien dijo: "Esto es house y éstas son las normas". Nosotros hicimos música cuando esas reglas no existían.

EP3. ¿Qué es lo mejor que ha ocurrido a la música en los últimos 20 años?

M. E. La fusión. La aceptación de la mezcla de géneros. Hace 10 años, los músicos se dividían en géneros. Reggae, blues, rock… Ahora mismo no tiene sentido, porque todo el mundo está mezclando estilos.

EP3. ¿Crees que algo se vuelve mejor o peor cuando es masivamente reconocido?

M. E. Depende de quién esté escuchando. Si se trata de alguien que se recorre Londres buscando unos vaqueros que haya llevado un piloto de un caza derribado cuando aterrizaba en paracaídas y no hayan sido lavados desde entonces, está claro que no le va a gustar lo comercial. Pero si es alguien que va al centro comercial y no le importa de dónde vienen esos vaqueros, no tendrá problemas. No tiene que ver con la música. Tiene que ver con las inseguridades de cada uno.

EP3. ¿Algún nuevo lanzamiento?

M. E. Estamos escribiendo nuevo material, y no para colgarlo en la pared y mirarlo. Queremos que sea necesario para los clubes. Puedo decir que hay una gran influencia afro-beat.

EP3. ¿No existe un gran peligro de que pueda resultar decepcionante?

M. E. Technotronic es lo más importante que he hecho en la vida y no voy a fastidiarla con el nuevo álbum, aunque tenga que esperar tres años para lanzarlo. Tiene que ser brillante. Y por lo que a mí respecta, no hay ninguna razón por la que no vaya a ser tan bueno como la primera vez.

Technotronic actúa hoy en Huesca (Periferias).

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de octubre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50