Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detienen a tres miembros de una familia por estafar dos millones en Cangas y Marín

La liebre saltó este verano, cuando varios clientes de una empresa de seguros comprobaron que sus primas, que pagaban en efectivo a la gestora, nunca llegaban a tramitarse con la compañía aseguradora. Antes, una denuncia había puesto sobre aviso a la Unidad Orgánica de la Policía Judicial. El afectado alertaba sobre un fraude de 726.000 euros en un fondo de inversión con la misma empresa. La cadena de demandas desembocó ayer en tres detenciones. La Guardia Civil apresó a una mujer, Pilar P. G, vecina de Bueu y responsable de dos agencias de seguros en la comarca de O Morrazo; a su marido y a una hija, por una supuesta estafa que podría superar los dos millones de euros.

Según informó Europa Press, con estos tres arrestos se concluye la primera fase de la Operación Embrujo. La detenida como principal responsable del entramado delictivo regentaba dos agencias en Cangas y Marín que por sorpresa se cerraron hace pocos meses. Las pesquisas continúan abiertas para identificar a los perjudicados, por ahora 12 personas, y calcular a cuánto asciende la estafa.

El gancho estaba en los productos financieros, básicamente fondos de inversión, ofrecidos por la mujer detenida, que garantizaban una rentabilidad del 10% acreditada con documentos falsos. Pilar P. era una persona conocida en la comarca, ya que llevaba cuatro años con las aseguradoras captando clientes. Durante ese tiempo incrementó su patrimonio comprando un chalé de lujo en Bueu y varios vehículos. Con el dinero fue creando un pequeño grupo de empresas, entre las que había tiendas y restaurantes en Cangas, Marín y Pontevedra. La policía cree que se trata de una estafa piramidal, que usaba las nuevas aportaciones de inversores para hacer frente a los intereses que pagaba a otros clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de octubre de 2009