Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Investigan en Vigo más multas perdonadas al narco Culebras

El policía local implicado pide la jubilación anticipada

El juzgado número 3 de Vigo sigue indagando qué agentes del cuerpo de la Policía Local de Vigo hicieron desaparecer al menos dos expedientes abiertos por infracciones de tráfico al multimillonario narcotraficante Juan Carlos González Martín, alias Culebras, detenido por blanquear más de 20 millones de euros, en enero de 2007.

La jueza encargada del caso, Marisol López, llamó a declarar a uno de los agentes que supuestamente mantuvo una conversación telefónica con el propio Culebras en la que éste le pide que le perdone una multa por importe de 100 euros que le habían puesto por aparcar en el carril bus de una céntrica calle de Vigo. La grabación fue obtenida en el transcurso de la investigación patrimonial que durante tres años realizó la Agencia Tributaria al narcotraficante. Aunque el agente de la policía municipal viguesa negó los hechos en su declaración ante la jueza, posteriormente pidió la jubilación anticipada y ha pasado a la reserva, a raíz de incoarse diligencias judiciales que podrían derivar en un delito de cohecho y su inhabilitación para jercer como funcionario público.

Hay constancia de dos sanciones por 100 euros y se sospecha de más

Ahora, la jueza investiga una segunda multa que también le habría sido condonada al narcotraficante, de importe similar a la anterior, de la que se tiene constancia a través de otras conversaciones telefónicas recogidas en el mismo sumario. Y se sospecha que aún podrían aparecer más, según indicaron fuentes judiciales. Después de varios requerimientos, los responsables de la Policía Local aún no han facilitado los expedientes archivados que reclama el juzgado alegando que no hay ningún funcionario que gestione este departamento. Pero la jueza sigue esperando una respuesta. La conversación entre el agente y el narcotraficante es una prueba inequívoca de los privilegios con que contaba Culebras y de que no era la primera vez que se había librado del pago de infracciones de tráfico, a pesar del dinero que amasaba.

En la grabación, el policía alude sin reparos a las actividades ilegales por las que su interlocutor se hizo famoso, como el contrabando de tabaco y el narcotráfico. Culebras le comenta al agente que tiene dolor de espalda y éste le contesta entre risas que deben de ser las secuelas de las descargas por llevar a cuestas las cajas de tabaco, a lo que el traficante apostilla: "Y los fardos, también".

La detención de González Martín y de su familia puso al descubierto un auténtico emporio en el sector inmobiliario, depósitos bancarios en Portugal, propiedades, joyas y vehículos de alta gama. Los inspectores de Hacienda intervinieron hasta 5,8 millones de euros en efectivo y abortaron una operación de 9 millones de euros con los que Culebras iba a desembarcar con su propia empresa en el sector de la construcción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de octubre de 2009