Nicolas Cage está arruinado

El actor ha puesto a la venta sus castillos y demandado a su administrador

Nicolas Cage está arruinado y tiene abierta una investigación de Hacienda. Para intentar salvar esta situación, el actor ha puesto a la venta sus propiedades, entre ellas el castillo que posee en Bath (Reino Unido), y ha interpuesto una demanda contra su administrador, Samuel Levin, al que acusa de haberle llevado a esta situación. El actor pide a Levin una indemnización de 20 millones de dólares (13,4 millones de euros) por los perjuicios que le ha ocasionado.

En un documento judicial presentado ante el Tribunal Supremo de Los Ángeles, Cage afirma que durante un periodo de siete años, Levin le aconsejó en numerosas inversiones altamente especulativas y arriesgadas, ocasionándole gravísimas pérdidas, según informa el portal TZM.

En el documento se recoge también que Levin se excedió "prorrogando su línea de crédito con los bancos y las instituciones financieras" y que nunca advirtió al actor para que "echara el freno a la hora de comprarse cosas porque se estaba quedando sin dinero".

Cage, que ganó 40 millones de dólares (26 millones de euros) entre junio de 2008 y junio de 2009, ha declarado que nunca supo el tipo de operaciones en las que le estaba metiendo su asesor financiero. Además, asegura que fue después de haber despedido a Levin cuando realmente conoció "la gravedad de su situación económica".

Para empezar a hacer frente a sus graves problemas económicos, Nicolas Cage está ultimando la venta del castillo que posee en Bath, que compró en 2007 por 4,75 millones de libras y que está a punto de vender por dos millones, según la prensa británica. El castillo, construido en 1775 por Henry Disney Roebuck, tiene tres salones y siete habitaciones, además de dos cabañas, un invernadero y ruinas de una capilla. Se trata de un edificio protegido por Patrimonio Nacional y una de las joyas de la zona inglesa conocida como Cotswold.

Cerca de este castillo tienen también propiedades Kevin Spacey, Cate Blanchett, Gillian Anderson, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones, Gwyneth Paltrow y Madonna.

El pasado viernes, durante una visita a un hospital de la ciudad, Cage habló de la situación: "Hemos sido muy felices aquí", dijo. "Muchísimo. Espero que podamos quedarnos a vivir en esta zona, donde mi familia y yo hemos encontrado tranquilidad. No tenemos proyectos para mudarnos".

En abril, Cage ya vendió el castillo que tenía en Baviera. La construcción de 28 habitaciones fue tasada en dos millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de octubre de 2009.

Se adhiere a los criterios de