Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Agapea abre el almacén con más libros en castellano del mundo

En las nuevas instalaciones de Málaga la empresa albergará 200.000 títulos

La Biblioteca de Alejandría llegó a ser la depositaria de todas las copias del mundo antiguo. Se sabe que en sus distintas dependencias se llegaron a acumular en torno a 700.000 volúmenes escritos en todas las lenguas conocidas, convirtiéndose en la biblioteca más grande del mundo hasta su destrucción en el siglo IV. Hoy, la historia de este templo del saber es recordada en la gran pantalla gracias al último trabajo de Alejandro Amenábar, la superproducción Ágora. Pero también porque un empresario malagueño se ha propuesto crear el almacén con más títulos editoriales en castellano y en otros idiomas del mundo.

Miguel Ángel Ferrero fundó hace seis años la página web Agapea.com, dedicada a la venta de libros a través de Internet. La empresa recibió en 2008 112.941 pedidos, de los cuales el 64,9% fue entregado en menos de 24 horas en destino, rapidez que constituye el secreto de su éxito.

La nave fue arrasada a inicios de año por un tornado

La compañía tiene tiendas en Málaga, Granada, Cádiz, Melilla y México

Ferrero recuerda que fue gracias a un cliente del portal Becas.com -que también figura entre sus negocios al igual que Quehoteles.com y Vayacruceros.com, dedicados a la reserva de hoteles y cruceros- como nació Agapea. Este cliente quiso poner a la venta un lote de libros a través de su página, lo que le llevó a crear esta librería virtual en 2003. Apenas dos años después, la prestigiosa consultora AC Nielsen -líder mundial en investigación y análisis de mercados- la proclamó la empresa de venta de libros por Internet más exitosa del mundo, desbancando a otros gigantes del sector como elcorteingles.es o casadellibro.com.

Agapea cuenta con un catálogo formado por 1,2 millones de libros en varios idiomas, unos 500.000 en castellano. "Nadie sabe con total firmeza cuantos títulos en castellano hay en el mercado", dice. Su nuevo almacén, que fue arrasado a comienzos de este año por el destructivo tornado que azotó esta parte de Málaga, cuenta con una capacidad para albergar cerca de 250.000 títulos de este catálogo gracias a los 3.000 metros de estanterías informatizadas (picking) que se reparten como un laberinto por la nave.

"Forzando cabrían 400.000 títulos, pero no sería operativo. El secreto del funcionamiento de la instalación es el bajo número de ejemplares de cada título en el almacén, ya que los sistemas informáticos nos permiten evaluar la cantidad idónea de cada título y lo reponen cada vez que se vende. Además, sabemos que los títulos con una movilidad comercial apreciable rondan los 150.000", explica Ferrero, que para el próximo enero espera haber alcanzado los 200.000 títulos en el almacén.

"Es que el tornado retrasó los planes. Nos mudamos el primer sábado de febrero y el domingo llegó. ¡Mira qué es difícil que el día antes de la inauguración llegue el tornado más grande que nunca ha azotado Málaga...!", recuerda entre risas Ferrero. Además de esta biblioteca-librería gigante, Agapea ha comenzado a reforzar su presencia física en el mundo. Además de las tiendas que ya tiene en Málaga, Granada, Cádiz, Melilla y México, en dos semanas abrirá otra más en Tenerife, la más grande de la isla, ofertando unos 50.000 títulos. "Hemos comprobado que en las tiendas de pequeño tamaño los clientes van sólo a recoger el libro que previamente han comprado vía Internet para ahorrarse los gastos de envío; pero las de gran tamaño, con mucha oferta, sirven para hacer nuevos clientes", razona el gerente de Agapea, que espera cerrar el año con una facturación en torno a los cinco millones de euros, pese a la crisis.

"Hemos vendido un 10% más que en 2008, aunque sólo el 20% de los clientes ha efectuado el pago por Internet. El resto ha optado por el tradicional método del contra reembolso", asegura Ferrero, quien confía en que los españoles venzan sus reticencias a efectuar operaciones de pago por Internet como ya ocurre en otros países europeos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de octubre de 2009