Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cementerio islámico en Alicante

Tras una década de demanda, el PGOU reserva una zona en el camposanto

Enterrar a un musulmán en Alicante es complicado. La provincia no cuenta con ningún cementerio específico para estos fieles y hasta la fecha entre las muchas culturas y nacionalidades musulmanas que conviven juntas, cada una hace lo que puede a la hora de dar sepultura a sus difuntos. Los ciudadanos originarios de Marruecos y Argelia tienen la tradición de enviar a sus familiares muertos de vuelta a su país de origen, una decisión que implica un fuerte esfuerzo personal, ya que se estima que cada difunto cuesta unos 6.000 euros, lo que obliga a tirar de ahorros, si los hay, o a recurrir al endeudamiento, según explica Khaled Onran, delegado cultural de la comunidad islámica de Alicante.

También hay quien opta por solicitar espacio a otros cementerios musulmanes de España, ya que, entre otros rituales, la tradición marca que se entierren sus muertos en tierra y se trata de inclinar el cuerpo hacia la Meca. Esta opción es también compleja ya que cada comunidad tiene sus necesidades y hay pocos camposantos de este tipo en España, añade el delegado cultural. Hace cuatro años, de hecho, el cementerio musulmán de Murcia dejó de atender las solicitudes de Alicante. Onran, por ello, celebra que casi una década después de que solicitaran por primera vez al Ayuntamiento de Alicante una parcela para cementerio musulmán, la decisión parezca encauzada.

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), pendiente de su aprobación definitiva, incluirá dentro de la futura ampliación del cementerio de Alicante una zona de enterramiento para los musulmanes. El martes, representantes del Grupo Socialista municipal se reunieron con miembros de la comunidad islámica de Alicante y entre otros temas se habló del futuro cementerio, uno de los asuntos que más preocupa a este colectivo. "Lo que queremos es un cementerio para la gente musulmana, algo razonable", resume Onran. "Ha llegado el momento", añade satisfecho el representante de la comunidad musulmana.

El Ayuntamiento explica su intención de que el espacio final que se destine a este uso se ajuste "bastante" a la petición de la comunidad islámica. Un lugar de enterramiento "digno" que se va a incluir en la futura ampliación del cementerio de Alicante, esbozan fuentes municipales. El nuevo PGOU marcará la zona en la que se ampliará el cementerio y tras su aprobación se redactará un proyecto de crecimiento del camposanto y la parcela que se destinará a los enterramientos musulmanes, añaden las mismas fuentes. Una zona, en cualquier caso, que se ajustará a la población musulmana existente y a la tasa de mortalidad que tenga esta comunidad. Detalles que se tendrán que fijar en reuniones futuras.

En Alicante ciudad y alrededores hay entre 25.000 y 30.000 musulmanes, según sus propias estimaciones. Y aunque buena parte de esta población tiene una edad media más joven que la media de la provincia, también hay ya en Alicante incluso segundas generaciones. Onran agradece la sensibilidad con sus necesidades. Consciente de que estas nuevas necesidades requieran "un poco más de tiempo", asegura que "hay mejor comprensión en la convivencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 2009