Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación del 'caso Gürtel'

El Consell y el PP se aferran a la teoría de la conspiración contra el partido

La petición del fiscal de dejar de incorporar al sumario del caso Gürtel ciertos documentos que contenían conversaciones del presidente de la Generalitat y del PP de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, porque los consideró irrelevantes para la instrucción, llevó ayer al Consell y a cualificados portavoces del PP, como los alcaldes de Alicante y Castellón, Sonia Castedo y Alberto Fabra, respectivamente, a rescatar la teoría de la conspiración de las más altas instituciones del Estado para dañar a la Generalitat y al partido en la Comunidad Valenciana.

Paula Sánchez de León, portavoz del Consell, afirmó: "Hemos asistido a un complot, a una cacería política en la que se han utilizado las instituciones públicas para perjudicar a la Generalitat. Así se está demostrando por sí solo con la apertura parcial del secreto del sumario y eso es intolerable. Se corrobora una vez más que el presidente Camps siempre ha dicho la verdad. No vamos a consentir, por respeto con los españoles y con los valencianos, que siga prevaleciendo la mentira, la utilización de las instituciones y la quiebra del Estado de derecho y la democracia. Durante meses la Generalitat ha sido víctima de diversos intereses. Esa es la realidad y así se está demostrando".

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante, declaró: "La fiscalía no debería tardar ni un solo minuto en dar explicaciones. Debe aclararse, por el bien de nuestro Estado democrático, quién fue el autor intelectual de dicha decisión y en base a qué se toma. Una vez más, todo apunta a una campaña cuyo único objetivo es hacer daño a la imagen del Partido Popular y de algunos de sus más destacados dirigentes. Si la fiscalía era conocedora de datos o conversaciones que apoyaban la inocencia de Camps, debería haber actuado como corresponde y no obviar su responsabilidad. Parece como si no interesaran más que los datos que ayudan a la campaña de desprestigio contra el Partido Popular emprendida por el PSOE".

Alberto Fabra, alcalde de Castellón, abundó en la misma tesis.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de octubre de 2009