Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llegan 21 pateras en 24 horas

Las costas de Almería, Murcia y Alicante reciben entre el domingo y el lunes una oleada de embarcaciones con más de 230 inmigrantes a bordo

El buen tiempo con el que ha arrancado el mes de octubre parece haber disparado la llegada de pateras al sureste del Mediterráneo. Un total de 21 embarcaciones arribaron entre la tarde del domingo y la de ayer a las costas de Almería, Murcia y Alicante; en ellas fueron interceptados 235 inmigrantes. Entre los sin papeles localizados hay al menos siete menores. Las fuerzas del orden trabajan con la hipótesis de que casi todos los inmigrantes son argelinos.

La costa de Almería sumó la llegada del mayor número de pateras y de inmigrantes. Un total de 12 embarcaciones fueron acercándose a su litoral a partir de las 16.00 del domingo. De ellas, cuatro llegaron ayer por la tarde, con 51 personas (entre ellas dos mujeres) a bordo. En total, en la costa de Almería fueron interceptados 150 inmigrantes. La mayoría de ellos fueron rescatados en el mar; Otros 14 fueron arrestados en las playas de Los Escullos y de El Algarrobico.

También en la tarde del domingo llegó la primera patera a las costas murcianas, con 10 inmigrantes a bordo. Fue el anticipo de la aparición ayer de otras cuatro embarcaciones frente a las costas de Cartagena, con 48 personas a bordo. La Cruz Roja atendió a los inmigrantes, cuatro de los cuales son, aparentemente, menores de edad. Uno de ellos presentaba síntomas de hipotermia y otro tuvo que ser trasladado al hospital Santa María del Rosell de Cartagena con arritmia.

Finalmente, cuatro pateras se aproximaron en la madrugada de ayer a la costa de Alicante. De las tres que llegaron a Santa Pola, una alcanzó la playa y las otras dos fueron interceptadas en el mar, según la Subdelegación del Gobierno. La cuarta se hundió a escasos metros de la isla de Tabarca y sus ocupantes nadaron hasta la costa. En Alicante, la cifra de detenidos sumó 27, entre los interceptados en el mar y los localizados en las horas siguientes en tierra. El dispositivo policial siguió abierto todo el día. Entre los detenidos, varones de entre los 20 años y los 35 años, hay tres menores. Tres de los inmigrantes precisaron atención médica. La investigación considera la posibilidad de que las embarcaciones, de pequeño tamaño, procedan de un buque nodriza.

El de ayer es el mayor desembarco este año en la costa alicantina. Y se produce cinco días después de la presentación de cuatro radares fijos y uno móvil del Sistema Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) en Alicante.

La Generalitat Valenciana criticó la "política de fotos" del Gobierno y aseguró que las pateras fueron localizadas por la Policía Local. La Subdelegación del Gobierno respondió que sólo la primera patera fue localizada en tierra y defendió que el SIVE ayudó "en la interceptación de las embarcaciones y en la detención de los inmigrantes". Es una "herramienta", añadió, que "no tardará en alcanzar pleno rendimiento".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 2009