Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente acusa al PSOE de Silleda de "sobornar" a sus propios concejales

Tras las denuncias de distintos miembros del PP, Alberto Núñez Feijóo se sumó ayer a las acusaciones de "soborno" a la alcaldesa de Silleda, la socialista Paula Fernández. Primero, para sostener que los socialistas "son presuntamente responsables de sobornar a sus compañeros". Y, después, ya sin cautelas: "Es sorprendente que miembros del PSdeG intenten sobornar a otros miembros del PSdeG".

Feijóo hacía alusión al supuesto ofrecimiento de la alcaldesa a uno de los concejales socialistas con los que negocia el PP la moción de censura de un puesto de trabajo en una empresa privada, a cambio de renunciar a su acta. Paula Fernández ha negado los hechos y denunciado en el juzgado que esa información partió en realidad de un miembro del PP de Silleda y que después varios medios se hicieron eco de la noticia.

Lejos de anteriores desautorizaciones de la moción de censura, como la que hizo el presidente del PP, Mariano Rajoy, Feijóo invitó esta vez a los socialistas de Silleda a que "se pongan de acuerdo entre ellos" y "no trasladen sus problemas al resto de partidos políticos". Silleda "no se merece ese espectáculo, y el resto de los partidos políticos, tampoco".

Paula Fernández presentó ayer ante el Juzgado de Paz una demanda contra el presidente del PP en el municipio, José Fernández Vieitez, para exigirle una rectificación pública por las "calumnias" vertidas hacia ella, que achaca a un intento de "debilitarla" para justificar la moción de censura. En conferencia de prensa, acompañada por el secretario de Organización del PSdeG, Pablo García, la regidora explicó que en la denuncia pide al responsable del PP que se "excuse" y "explique las razones que le llevaron a realizar tal acción". En la demanda, se recoge que las acusaciones se realizaron "sin aportar prueba alguna o indicio", sino que se basa "en rumores". También reclama una indemnización para la demandante a fijar por el juzgado, que ya ha citado para el próximo día 14 a ambas partes para el acto de conciliación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de octubre de 2009