Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez amenazó con detener a los ediles del PP de Jaén

Los populares protestaban contra la tala de árboles en las obras del tranvía

Los concejales del PP en el Ayuntamiento de Jaén, junto con su presidente provincial y diputado autonómico, José Enrique Fernández de Moya, desistieron de su concentración contra la tala de árboles en las obras del tranvía tras advertirles la Policía que la juez de guardia había ordenado su desalojo y, en caso de resistencia, su detención. La orden judicial fue producto de la denuncia interpuesta por la Delegación de Obras Públicas en Jaén por la paralización de las obras del sistema tranviario. Con todo, ayer los populares volvieron a sacar pecho y anunciaron que volverían a concentrarse, algo que no llegaron a realizar. "No nos van a callar, vamos a estar enfrente de este expolio", enfatizó Fernández de Moya, que denunció una "persecución política" contra el PP y censuró el "doble rasero" utilizado por Obras Públicas, que en mayo pasado, dijo, no denunció una protesta similar contra la tala de árboles en la que participaron miembros de IU, socio de gobierno de los socialistas.

La alcaldesa pide a la oposición que "recupere la cordura"

"Sin duda, pueden darse instrucciones para ir contra nosotros", espetó Fernández de Moya, que recordó su inmunidad por su condición de aforado al ser diputado. La concentración ecologista de los populares y su ausencia del pleno del martes ha calentado el ambiente político en la ciudad. El primer teniente de alcalde, José Luis Cano, de IU, asimiló el comportamiento del PP al de los abertzales, algo que indignó a Fernández de Moya, que ayer le pidió una rectificación pública o su dimisión. Cano, que insistió en que los árboles no serán talados y sí trasplantados a otro lugar, evitó ayer replicar a Fernández de Moya tras decir éste que IU había votado en un pleno de Jaén a favor del etarra De Juana Chaos.

La alcaldesa de Jaén, Carmen Peñalver, pidió al PP que "recupere la cordura" y le recordó que su comportamiento es "más propio de partidos marginales y radicales". El vicesecretario del PSOE, Francisco Reyes, tildó de "gamberrada" la actitud de los populares y atribuyó su ausencia del pleno para "no tener que retratarse" en el cambio de nombres del callejero franquista, algo que negó el portavoz popular, Miguel Ángel García Anguita. "A nosotros nos trae el pairo el callejero franquista", dijo, para revelar después que iban a votar que no al cambio de nombres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de octubre de 2009