Necrológica:Perfil
i

Pau Nadal, crítico de música clásica, ópera y toros

"Ésta es mi Bohème número 50", me susurró Pau Nadal con una pícara sonrisa el 7 de octubre de 2001 en el primer entreacto del estreno de la ópera de Puccini que inauguró la temporada 2001-2002 del teatro del Liceo de Barcelona. "¿La número 50?", le espeté sorprendida. "¿Cuándo empezaste a ir al Liceo?", le pregunté. "A los cinco años, pero a los toros mi padre me llevó antes, a los cuatro años". Crítico taurino de EL PAÍS en Barcelona desde marzo de 1989 hasta la pasada primavera y también crítico de música clásica y ópera, Pau Nadal falleció el pasado martes en la capital catalana a los 68 años.

Hombre tranquilo, de trato afable, reservado y gran erudito de la ópera y la historia del Liceo, Pau Nadal nació en el palacio modernista del barón de Quadras en Barcelona, actual sede de Casa Asia. Era sobrino nieto del industrial Manuel de Quadras i Feliu, barón de Quadras, y desde pequeño su padre, abogado, le introdujo en el mundo de la música clásica, la ópera y los toros, que acabaron convirtiéndose en sus grandes pasiones. Cuando en abril de 1955 la compañía del Festival de Bayreuth visitó el Liceo, en la que fue la primera salida al extranjero del célebre festival wagneriano, Nadal, que tenía 14 años, pidió permiso al director del colegio para salir antes de clase y llegar a casa a tiempo para escuchar las transmisiones radiofónicas de las óperas.

Estudió Derecho, pero nunca ejerció como abogado. Su vida giraba en torno a su pasión por la ópera, la música clásica y los toros: a ellos dedicó buena parte de su vida como crítico y escritor. Hizo sus primeros pasos en el mundo de la comunicación en Radio Nacional de España como colaborador del programa lírico Gran Gala, creado en 1968 por el periodista barcelonés Joan Lluch y el foniatra José María Colomer Pujol, ambos fallecidos. El pasado julio firmó su última critica operística en el espacio que hasta esa fecha se mantuvo en las ondas a través de Radio 4. También en Radio Nacional ejerció la crítica taurina como corresponsal de la emisora en Barcelona.

En la década de 1970 se introdujo en la prensa escrita como crítico musical en el Diario de Barcelona, donde hacía sustituciones del titular, entonces el compositor Joan Guinjoan. A finales de esa década pasó al Noticiero Universal hasta que cerró en 1985.

En 1989 entró en EL PAÍS como crítico de toros cubriendo las temporadas taurinas de Barcelona y durante años también los carteles de la Feria del Pilar de Zaragoza. A partir de 1995 compaginó la crítica taurina con la de música clásica y ópera en la edición de EL PAÍS en Barcelona.

Socio fundador de Amics del Liceu, de cuya junta formó parte desde su creación en 1987 hasta 2006, Pau Nadal es autor de diversos volúmenes sobre el teatro del Liceo, así como de una biografía del tenor José Carreras que publicó en 1988.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 17 de septiembre de 2009.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50