Pastrana es reelegido líder de la UGT tras la retirada de su oponente

El sindicalista repite por cuarta vez y obtiene el 80% de los votos

El IX Congreso de la UGT quedó a mediodía de ayer finiquitado. Manuel Pastrana será proclamado hoy por cuarta vez secretario general de la UGT de Andalucía, después obtener ayer en la votación el 80% de los sufragios de los delegados. La escasa incertidumbre que se cernía sobre el congreso quedó superada por la mañana cuando Jesús Comino, el secretario provincial de los ugetistas de Córdoba, anunció que no presentaba su candidatura alternativa por no haber logrado los 125 avales necesarios.

La aprobación casi a la búlgara (87,6%) del informe de gestión de Manuel Pastrana, al borde de la madrugada de ayer viernes, dejaba el camino expedito para la reelección de la candidatura de Pastrana y frustraba el intento de cambio de Comino, como se confirmó ayer con el masivo apoyo de sus compañeros. Todos los trabajos de las comisiones fueron aprobados por unanimidad.

La nueva comisión ejecutiva regional de la UGT tendrá 14 miembros y será paritaria. De la secretaría general dependerán cuatro vicesecretarías -Federico Fresneda (Administración y Recursos Humanos), Francisco Fernández (Organización), Dionisio Valverde (Relaciones Laborales y Política Institucional) y Dolores Gavilán (Relaciones Sociolaborales)-, que tendrán a su cargo diez áreas de acción sindical.

Jesús Comino anunció su retirada al borde del mediodía de ayer y agradeció los apoyos, a la vez que mostró su satisfacción por haber logrado abrir un debate interno en la organización. Asimismo, felicitó a Pastrana y a su equipo, a los que instó a potenciar en el sindicato "las claves sociales" y a lograr una representatividad real de la clase trabajadora de Andalucía.

El congreso ugetista aprobó por la mañana, "por aclamación" según su presidente, Juan Antonio Gilabert, un documento de Propuestas sindicales ante la situación de crisis económica. Tras conocer el dato de la inflación, el delegado Roberto Marín, uno de los ponentes del documento y reelegido secretario de Evaluación y Análisis Técnico, advirtió que "el final de la crisis llegará cuando se acabe la destrucción de empleo y se empiecen a crear puestos de trabajo, por lo que no se puede hablar de indicadores, ni brotes verdes".

El documento, de cinco folios, proclama la obligación sindical de "defender a ultranza el valor del trabajo y de la protección social como ejes de una sociedad libre y democrática". También fija ocho principios básicos de la política socioeconómica regional para mantener un empleo estable y con derechos; y una veintena de medidas que lleven a la comunidad a alcanzar un nuevo modelo productivo, el pleno empleo, y un desarrollo socioeconómico sostenible que respete los recursos naturales.

Ante la crisis

- Apuesta por la consecución del pleno empleo. Apoyo al proceso de construcción de la Unión Europea, a partir de la convergencia real de las distintas regiones.

- Impulso de la negociación colectiva. Mejora de la protección al desempleo. Incremento de la formación y cualificación permanente de los trabajadores.

- Refuerzo de la Concertación Social. Apuesta por un nuevo modelo productivo basado en el desarrollo industrial, la educación, las nuevas tecnologías, el respeto al medioambiente y la responsabilidad social de las empresas.

- Mejora de la precariedad laboral. Apoyo al mantenimiento del empleo. Subida de salarios.

- Control de las empresas subvencionadas y persecución del fraude laboral.

- Impulso decidido al colectivo de los trabajadores autónomos.

- Impulso al desarrollo del sistema de atención a la dependencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 12 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50