La intoxicación en Fat Duck fue culpa de las ostras

La culpa fue de las ostras. La Agencia de Protección de la Salud (HPA) ha dado por terminada la investigación abierta el pasado febrero al prestigioso restaurante The Fat Duck, que cuenta con tres estrellas en la prestigiosa guía Michelin regentado por el famoso chef Heston Blumenthal, tras una intoxicación. Blumenthal tuvo que cerrar su negocio, radicado en Bray (condado de Berkshire, a las afueras de Londres), después de que docenas de comensales sufrieran diarrea, vómitos y dolores de cabeza.

La Agencia de Protección de Salud ha informado de que un total de 529 personas cayeron enfermas en un periodo de seis semanas. La agencia ha determinado que la enfermedad fue causada por el norovirus, ya que las ostras estuvieron en contacto con aguas residuales en Essex, donde otras personas sufrieron los mismos síntomas, según el diario The independent.

Una portavoz de Blumenthal ha expresado su satisfacción por el resultado de la investigación. LA HPA hace también varias críticas al establecimiento por el manejo que hizo de las ostras y el tratamiento que siguieron los empleados enfermos, que extendieron el virus al volver a trabajar demasiado pronto. The Fat Duck fue elegido el pasado año como el segundo mejor restaurante del mundo por la revista gastronómica Restaurant. El Bulli, de Ferran Adrià, quedó en la primera posición.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción