La nieta de uno de los sepultados con Lorca contra la exhumación de la fosa

Nieves Galindo, nieta de Dióscoro Galindo, maestro supuestamente enterrado junto a Federico García Lorca, presentó la pasada semana ante la Consejería de Justicia sus alegaciones contra la exhumación de la fosa, según explica su hijo, Raúl Guindal.

El nieto de Dióscoro ha precisado que han pedido a la Junta la mayor "discreción y confidencialidad" en todo el procedimiento para que no se convierta en un "circo mediático". Guindal y su madre no creen necesario exhumar los cadáveres, al entender que se tiene la certeza de dónde están enterrados, en un barranco entre Víznar y Alfacar.

Con estas alegaciones, la familia de Galindo reclama el derecho que la ley les otorga como descendientes biológicos del enterrado. Guindal ha querido aclarar además que, desde el inicio del procedimiento, su familia ha sido "coherente" respecto a su posicionamiento y ahora, una vez abierto el período de alegaciones que concluye el 10 de septiembre, han formalizado su negativa.

Más información

"En contra de lo que dicen, nosotros nunca hemos cambiado de postura; en su día nos personamos en la causa abierta para, una vez llegado el momento, poder tomar una decisión", ha explicado.

Guindal niega que haya ningún un acuerdo con la familia Lorca y, aunque ha admitido que mantuvieron conversaciones con Manuel Fernández Montesinos -sobrino del poeta-, defiende que cada uno tiene su criterio. La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada solicitó la apertura de la fosa en nombre de los familiares de Francisco Galadí, otro de los supuestamente enterrados, y de Nieves García Catalán, acogida por la familia Galindo y quien se considera nieta del maestro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 07 de septiembre de 2009.