El Gobierno paraliza la urbanización del último tramo virgen de la costa en Calp

El Ministerio de Medio Ambiente ha forzado en Calp la paralización del proyecto urbanístico que prevé edificar el último tramo virgen de costa que queda en el municipio, en la cala de la Manzanera. El plan fue aprobado en un pleno en julio por el gobierno local -BNV, PP y PSD- y permitía a una promotora de Sevilla construir de forma inminente 139 viviendas de lujo en siete bloques de cuatro alturas, que pese a eregirse sobre un acantilado no afectaban, entonces, al suelo público de la costa. Ahora sí: la decisión del ministerio de promover un nuevo deslinde de dominio público marítimo-terrestre sobre los 16 kilómetros de la costa de Calp paraliza por ahora la concesión de licencias en la Manzanera. Cuando finalice el deslinde, si los terrenos se ven afectados por la zona de servidumbre el proyecto quedaría definitivamente anulado.

El proyecto de la Manzanera ha desatado una honda polémica en este mandato por su simbolismo, ya que acabará con una masa boscosa en pleno litoral. El PSPV se opuso por el grave impacto paisajístico que supondrán las torres de apartamentos y abogó por una reordenación de la zona que evitara bloques de hormigón al borde del acantilado.

Hasta el propio alcalde, el nacionalista Ximo Tur, matizó que no le gustaba la actuación, pero culpó de la misma al PSPV, fuerza política que aprobó la edificabilidad de la cala durante uno de sus gobiernos hace 15 años. La nueva situación de la Manzanera se dio a conocer en una reunión sobre el deslinde, que actuará sobre más de mil casas, convocada ayer por el alcalde y a la que acudieron centenares de vecinos inquietos. Tur aseguró que no se demolerá ninguna vivienda, aunque sí que se verán afectadas algunas terrazas en la fachada marítima.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 04 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50