110 operarios se topan con la fábrica cerrada tras un ERE

Agencias

Los aproximadamente 110 trabajadores de la fábrica de loza sevillana Pickman La Cartuja se encontraron ayer cerrada la empresa. En teoría era ayer cuando los empleados se tenían que reincorporar al trabajo ya que había acabado la vigencia de su expediente de regulación temporal de empleo. La presidenta del comité de empresa, Carmen Viveros, detalló que cuando llegaron a la fábrica estaba cerrada. La inspección de trabajo levantó un acta en la que se señalaba que no se les había encomendado trabajo efectivo.

El propietario de Pickman, Emilio Portes, comunicó a los trabajadores que no abriría la fábrica ya que había presentado al Gobierno central una solicitud para ampliar el ERE dos meses más. El comité rechaza dicha ampliación debido a los "reiterados incumplimientos" del propietario, que no ha abonado los salarios correspondientes a los tres últimos meses y adeuda a los trabajadores unos 400.000 euros.

Los empleados comunicaron ayer que están estudiando la posibilidad de llevar al dueño de la planta cerámica ante la fiscalía de Sevilla.

Representantes de la empresa y de la Consejería de Empleo se reunieron ayer para abordar la posible ampliación del ERE dos meses más. La presidenta del comité de empresa rechazó esta ampliación porque "no es asumible" debido a que no se han "cumplido los compromisos adquiridos en dicha regulación de empleo". Además, alertó de que "la irresponsabilidad demostrada por el empresario es un serio obstáculo para el futuro de la empresa". Pickman presentó en marzo el primer ERE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 02 de septiembre de 2009.

Lo más visto en...

Top 50