Reportaje:

'Sanse' permite correr a los 16

La 'Pamplona chica' mantiene la edad para participar en los encierros

Algunos defensores de los encierros dicen que es más fácil morir por un impacto de coco cuando se reposa bajo una palmera que en las carreras delante de los toros. Las estadísticas de los de San Sebastián de los Reyes, que comienzan hoy, parecen darles la razón. Sólo ha fallecido una persona en medio siglo y no fue en las calles del pueblo, sino citando a los astados en la plaza. Los de Sanse son probablemente los más seguros de España. A ello contribuyen el doble vallado, el personal sanitario y de Protección Civil. Pero, según los expertos, tan importante como todo esto es la concienciación de los participantes. "Esto no es una atracción de feria", dice Miguel Ángel Castander, veterano corredor y pastor de los toros.

400 personas se encargarán de vigilar el recorrido de las carreras

En los 800 metros de recorrido, los dos minutos de carrera delante de las reses, se darán cita a las ocho de la mañana entre un millar y 4.000 personas desde hoy hasta el lunes. No todas tienen la experiencia ni la mentalidad de Castander. Habrá desde chavales de 16 años hasta veteranos de más de 60. Con la muerte de un menor en Pamplona y la herida grave de otro en Leganés este verano, se ha abierto el debate de subir la edad mínima para participar en los encierros. Es lo que pide, por ejemplo, el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda. Por contra, quienes tienen muchas carreras en sus piernas aseguran que la edad de los corredores no es tan importante como su preparación física y mental a la hora de ponerse delante de un toro.

Cada autonomía determina la edad mínima y los ayuntamientos pueden aumentarla. Eso sucede en Navarra, donde hay que tener 18 años para correr. En San Sebastián de los Reyes, como en el resto de Madrid, con 16 basta. El presidente de la peña El Encierro, Manuel Durán, lo ve más que suficiente: "Un chaval de 14 años puede estar más preparado que un hombre de 30". En la misma línea, Castander explica que si los chavales van bien asesorados, han corrido desde pequeños las simulaciones con carretas que se hacen cada mediodía o han visto algunas películas que se han editado sobre cómo correr los toros, la edad no tiene por qué ser ningún problema. "Porque esto es muy seguro, pero lógicamente también peligroso. Hay que tener mucho respeto a los toros. Pero más chavales tienen accidentes en ciclomotores que corriendo los encierros". Conrado Ortiz, un recortador de 18 años que se pone delante de astados desde que tenía 14, cree que la experiencia se va cogiendo con los años, pero también con la participación en festejos. "Eso no lo puede medir la policía pidiendo un DNI, como pretende el Defensor", subraya Castander.

El Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes no se plantea subir la edad mínima si no cambia la normativa de la Comunidad. Su concejal de Fiestas, Alberto Matiaces, explica que el dispositivo que vigila las carreras está atento a si alguien lleva chanclas, va bebido o drogado. "Estos factores pueden ser mucho más peligrosos que cualquier otro", afirma el edil. Cada día habrá en las calles 400 personas encargadas de controlar que sólo corran quienes deben. La bajada de casi un 40% de la inversión en las fiestas no se ha notado ni en un céntimo en este apartado. "Hemos quitado un día de encierros y fiestas para perder cantidad, pero no calidad", asegura el concejal, que está orgulloso de seguir avanzando en seguridad con innovaciones como la telemedicina: "Todo lo que le pueda pasar a un herido por asta de toro en los encierros estará controlado por los médicos a pie de calle y monitorizado por un equipo en el hospital Infanta Sofía, que recibirá en tiempo real el estado y las constantes vitales de quienes tengan que ser atendidos".

Pero el primer objetivo es que no haya que atender a nadie. Un nuevo vallado en los últimos 80 metros, más amplitud en la última curva y las dobles talanqueras en todo el recorrido en el que sea posible (aproximadamente un 85%) se encargarán de eso. Aunque no servirán de nada si los corredores no le ponen cabeza en las carreras de los encierros más famosos de España tras los Sanfermines.

Sobre la firma

Pablo Linde

Empezó a escribir sobre el coronavirus prácticamente cuando se descubrió y desde entonces se ha dedicado a cubrir la pandemia. Comenzó a publicar en EL PAÍS en 2007, centrado en asuntos relacionados con la sanidad y la salud, lo que le ha valido ganar varios premios nacionales, como el Prismas de divulgación científica o el Boehringer de medicina.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción