cine

'District 9', lo comido por lo servido

Ha costado 21 millones de euros, y en sólo tres días, los del pasado fin de semana, ha liderado la taquilla estadounidense con 26,4 millones. El director es debutante; los actores, desconocidos; y su estilo, documental, con un realismo cercano al de Hijos de los hombres. Además, está ambientada en un suburbio de la urbe surafricana de Johannesburgo. A District 9, el título de este filme, ciencia ficción de bajo presupuesto para lo habitual en Hollywood, sólo le ha salvado de estrenarse directamente en DVD su productor: Peter Jackson. A España llegará el 18 de septiembre.

"Neill me dijo: 'Imagina que uno de esos funcionarios afrikaners que conocimos de críos, uno de esos burócratas de cabeza cuadrada, llega una noche a su casa y descubre que se está convirtiendo en negro'. No hizo falta más", comenta Shartlo Copley, 35 años, protagonista de este taquillazo dirigido por Neill Blomkamp.

El éxito no es espontáneo. Detrás había un gran estudio, Sony Pictures, y un ruido mediático que arrancó en el pasado Comic-Con. Y el productor que aportó el presupuesto y dio completa libertad a Blomkamp tiene 29 años y, aunque nació en Suráfrica, reside en Vancouver. Es Peter Jackson. El neozelandés arrastra una legión de seguidores desde El señor de los anillos; en el cartel de District 9, el nombre del Jackson aparece al mismo tamaño (y por encima) del de Blomkamp.

Jackson había contratado a Blomkamp en 2007 para que realizara bajo su supervisión una adaptación cinematográfica de Halo, el videojuego más popular del mundo. Aquello se cayó por un problema entre las productoras implicadas. "Estaba hundido", comenta el director. "Pero Pete me preguntó si tenía otra cosa. En 2005 había rodado un corto, Alive in Joburg, en el que mezclaba ciencia ficción y Suráfrica. Lo retomé y surgió District 9".

El filme cuenta cómo una enorme nave espacial aparece a finales de los ochenta sobre el cielo de Johannesburgo. Tras meses sin actividad aparente, el Gobierno surafricano decide entrar y lo que allí encuentra es a un millón de alienígenas de dos metros y amenazante aspecto insectoide, sucios, enfermos y a punto de morir de inanición. El primer encuentro con una civilización extraterrestre termina convertido en una crisis de refugiados. Al principio, el Gobierno trata de dotarles de derechos civiles, aunque pronto la convivencia entre los locales y los recién llegados da lugar a disturbios, con lo que se confina a los alienígenas a un gueto llamado Distrito 9. La película comienza cuando, 20 años después de la aparición de la nave, una multinacional privada proyecta trasladarles de ese lugar a otro peor. "Este filme habla sobre un tipo que es el opresor y que se transforma en el oprimido. Sabía que eso me hacía tener una historia cool", asegura su realizador. La taquilla lo ha confirmado.

En el centro, el actor Shartlo Copley, en un fotograma de <i>District 9.</i>
En el centro, el actor Shartlo Copley, en un fotograma de <i>District 9.</i>

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción