Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TOMÁS ARAGÜÉS | Compositor premiado con el Festara de Honor de este año | Días de diversión

"Componer el 'Artillero' cuesta lo que un cañonazo"

Reconoce que ha escrito entre 400 y 500 obras, a las que alude con modestia como "chapuzas". Tomás Aragüés recibirá esta noche el Festara de Honor 2009, de la mano de la Sociedad Gastronómica Gaztelubide, en vísperas del día de la Virgen.

Pregunta. Recibirá el galardón tras la tradicional cena en Gaztelubide. ¿Ya sabe el menú?

Respuesta. No, no, pero no hace falta, porque sé que es extraordinario.

P. ¿Ha compuesto alguna pieza para esta ocasión?

R. No, más que nada porque ha sido un poco precipitado. Yo me enteré la semana pasada y, además, el repertorio de la noche está cerrado.

P. Entonces, ¿su jubilación del año 2000 es de las de verdad?

R. Me jubilé porque cumplí los 65 años, pero sólo ha consistido en dejar de dar clase, porque he intensificado mi trabajo de composición. Mientras me responda la cabeza, estaré con una obra detrás de otra. Como mejor se está es haciendo lo que mejor se sabe hacer.

P. ¿Cuánto tiempo cuesta componer una obra?

R. Con lo último que he hecho, un concierto al que llamo Concierto Diamantino, he trabajado desde el mes de julio de 2008 hasta abril de este año. Son 200 páginas de música, con una duración de 40 minutos.

P. ¿Y cuánto tiempo le costaría componer el Artillero dale fuego, por ejemplo?

R. Yo creo que eso es bastante instantáneo, ¿no? Lo que dura un cañonazo, más o menos [risas]. A lo mejor te pasas dos años y no has hecho nada o lo sacas en dos minutos.

P. ¿El día de la Virgen es el más importante de la Semana

Grande?

R. Para mí, sí. Es realmente la esencia de la semana, una fiesta que no está reñida con la popular. Yo creo que en su origen todas las fiestas tienen un principio religioso y eso no hay quien lo discuta, ni Zapatero, ni Bush, ni nadie. Ojalá no perdamos lo esencial de las fiestas.

P. ¿La Semana Grande se mueve más a ritmo de batucada que de música sacra?

R. Sí, pero afortunadamente en San Sebastián todavía hay grupos que están empeñados en que la polifonía coral no se pierda. Ahí tenemos la coral Andra Mari, que hace días cantó La Creación, de Haydn. Hay que ser un coro de primerísima para hacer eso.

P. Ha recibido innumerables premios y ahora el Festara de Honor. ¿Qué es lo que le queda por hacer?

R. Me queda muchísimo todavía. Mientras la cabeza me responda, pienso trabajar. Haydn hizo ciento y pico sinfonías y yo no he escrito más que un par de ellas. El año que viene, en torno a mi 75 cumpleaños, quiero hacer una sinfonía sacra, que no se parezca a Salmos para una sinfonía [su obra más extensa]. Otro proyecto que tengo en mente es una ópera, para dentro de tres o cuatro años. Ha sido la ilusión de mi vida, así que esperemos que salga adelante.

Tomás Aragüés

Tomás Aragüés (Albalate del Arzobispo, Teruel, 1935), pero lleva varias décadas impulsando la música donostiarra como profesor del Conservatorio Superior de Música, fundador del Conjunto Barroco de San Sebastián y director del Coro Easo. A pesar de que su lista de composiciones rebasa ya las 400 piezas, Aragüés tiene energía de sobra para seguir componiendo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de agosto de 2009

Más información