Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La ofensiva terrorista

ETA acompaña las bombas con una defensa del "diálogo"

Dos detenidos por colgar un cartel a favor de presos etarras

Todos los partidos democráticos se sumaron ayer en una doble condena frontal a ETA, primero por el comunicado publicado por los diarios Gara y Berria, en el que la banda asume la autoría de cuatro atentados cometidos en junio y julio, y horas después por la sucesión de bombas que hizo estallar en Mallorca. En un texto de tres folios escrito con un lenguaje muy duro, ETA reivindica el asesinato del inspector de policía Eduardo Puelles en Arrigorriaga (19 de junio), los ataques a la Casa del Pueblo de Durango (10 de julio), la casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos (29 de julio) y el asesinato al día siguiente en Mallorca de los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá.

La banda ha hecho coincidir sus nuevos ataques en la isla con un texto en el que, además de insultar a sus víctimas, sostiene que no quiere "imponer ningún proyecto", sino buscar "una solución política y dialogada que haga materializables todos los proyectos políticos".

Los terroristas utilizan unas palabras del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba -contra el que se dirigen de nuevo especialmente, así como contra el PNV-, para sostener que "en estas últimas semanas, como en los últimos años, lo único que se ha demostrado estéril y frustrado es la estrategia represiva".

El PSE consideró "despreciable" el comunicado y añadió que la respuesta está en "mayor firmeza" y eficacia policial. El PP vasco enfatizó que hay que seguir combatiendo a la banda con "tolerancia cero". Tras los atentados de la tarde en Palma de Mallorca, el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, tildó a la banda de "tragedia nacional de Euskadi".

La Ertzaintza prosiguió ayer en Zarautz (Guipúzcoa) su ofensiva contra las muestras públicas de apoyo a ETA con la detención de dos jóvenes de 25 y 30 años, puestos después en libertad con cargos, cuando pretendían colgar sobre la carretera N-634 una pancarta con fotografías de presos etarras. En Vitoria, que ayer concluyó sus fiestas, retiró el coche de una comparsa festiva pintado con referencias a ETA y amenazas a fuerzas policiales y partidos.

Uno de los dos detenidos el sábado en San Sebastián durante la manifestación de la ilegal Batasuna pasará en breve a disposición de la Audiencia Nacional acusado de enaltecimiento del terrorismo, mientras que el otro ha quedado en libertad con cargos, según precisó la consejería vasca de Interior. El detenido que será trasladado a la Audiencia es un hombre de 54 años arrestado por proferir gritos en favor de ETA y enfrentarse a los agentes. El otro detenido, de 51, está imputado por participar en una marcha ilegal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de agosto de 2009