Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:25 años del primer gran éxito del baloncesto español

"¡A la pista, que ya está la 'tele'!"

A los españoles hubo que ir a buscarles al vestuario, donde leían ensimismados los telegramas de felicitación por llegar a la final

Por demencial que pueda parecer, minutos antes de disputar la final olímpica contra Estados Unidos, en el Fórum de Los Ángeles, sucedió lo que cuenta el internacional español más alto (2,13 metros) de la época, Fernando Romay: "Tuvieron que venir al vestuario para avisarnos y decirnos: '¡Venga, a la pista, que ya está la tele!". Una prueba fehaciente de lo ensimismados que estaban los jugadores mientras leían algunos de los miles de telegramas de felicitación por su triunfo sobre Yugoslavia en las semifinales y que fueron depositados en varias sacas. Y eso que poco antes se habían percatado de que estaban cambiándose de indumentaria en las taquillas de nombres tan estelares como Abdul-Jabbar o Magic Johnson.

José Manuel Beirán, que, pocas semanas antes de los Juegos, al llegar de unas vacaciones en India, se encontró con un telégrama en el que le convocaban para la cita olímpica (ocupó el puesto de Jordi Villacampa), recuerda también los momentos previos a la final. "Díaz Miguel empezó a darnos la charla técnica mientras nos cambiábamos, pero alguien le dijo que lo dejara, que la final era contra Estados Unidos".

Uno de quienes mejor describe el carácter de Antonio Díaz Miguel es Andrés Jiménez: "Marcó una etapa clarísima por el tiempo que estuvo en la selección y los resultados que alcanzó. Tenía un carácter pasional que contagiaba. Tenía tendencia a ser excesivo, en la victoria y la derrota". Nacho Solozábal cuenta del ex seleccionador: "Pretendía crear un ambiente de equipo y presumía de ser amigo de los jugadores y sus familias. En Los Ángeles nos llevó a todos a ver un recital de Julio Iglesias, con el que después tuvimos la ocasión de departir".

Dos buques insignia de aquella selección han fallecido. Díaz Miguel, seleccionador desde 1952 hasta 1992, murió en febrero de 2000. Diez años y tres meses antes, el 3 de diciembre de 1989, falleció Fernando Martín, una de las mayores figuras de nuestro baloncesto. Un accidente de tráfico acabó con la vida del primer español que jugó en la NBA (Portland).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de agosto de 2009