Garzón aplaza la citación a dirigentes del PCTV porque están de vacaciones

El procesamiento de los cinco supuestos miembros de ETA se demora a septiembre

El procesamiento de cinco dirigentes del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK, en sus siglas en euskera) decretado el 17 de julio por el juez Baltasar Garzón, no será comunicado a los encausados hasta el 1 de septiembre. En teoría, la citación estaba prevista para ayer a las cinco de la tarde. Sin embargo, el magistrado de la Audiencia Nacional aceptó la solicitud de aplazamiento de los miembros de la formación ilegalizada, que adujeron haber programado ya sus vacaciones para ayer, día de la cita.

La demanda para postergar esta diligencia a los altos cargos del PCTV fue presentada hace 11 días por la defensa de los procesados. En ella se alegó que los cinco acusados por Garzón de pertenecer a "una de las marcas que Batasuna utiliza en función del interés que convenga al complejo terrorista liderado por ETA" habían planeado viajar en la fecha señalada y les sería imposible desplazarse ayer a Madrid. Al final, el juez transigió con las vacaciones de los dirigentes vascos.

El magistrado les encausó por servir al "complejo terrorista liderado por ETA"

Los inculpados son las ex diputadas Nekane Erauskin, portavoz del PCTV en la Cámara vasca durante la pasada legislatura, y Karmele Berasategui; el presidente de esa formación, Juan Carlos Ramos; y los tesoreros Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto. A estos cinco altos cargos de la izquierda abertzale -todos en libertad provisional- Garzón les acusa de permitir que el PCTV, al igual que Acción Nacionalista Vasca (ANV), fuese "fagocitado" por Batasuna "para continuar la acción delictiva diseñada por ETA/Ekin/Batasuna, a través del frente institucional".

En su auto del 17 de julio el juez señala que Batasuna, a razón de su intromisión en EHAK, "consiguió disponer de 837.000 euros" para sus propios fines. El PCTV, que nació en 2002, obtuvo el respaldo de Batasuna, ilegalizada en 2003, en las elecciones autonómicas de 2005, en las que logró más de 150.000 votos y nueve diputados en el Parlamento vasco.

El trasvase de dinero entre los dos grupos nacionalistas -"el vaciado de cuentas corrientes" al que se refiere la sentencia- se realizó, según Garzón, "a través de cuentas bancarias en beneficio de los responsables de Batasuna". El magistrado achaca asimismo a ambas formaciones, junto a ANV, de "integrar" sus recursos económicos en una especie de caja común -"caja única"-.

De los cinco procesados, todos en libertad provisional, dos de ellos, los tesoreros Jesús María Aguirre y Sonia Jacinto, abandonaron la prisión bajo una fianza de 50.000 euros. Esta cantidad les fue impuesta tras ser arrestados en febrero de 2008 junto a miembros de la Mesa Nacional de Batasuna.

Otras dos reuniones con la Mesa Nacional en las que participó la antigua portavoz del disuelto PCTV, Nekane Erauskin, han servido a Baltasar Garzón para ilustrar la ligazón entre ambas formaciones. El sumario del juez resalta que tras los dos encuentros celebrados en Salvatierra (Álava) en junio y septiembre de 2007, Erauskin, cuyo hijo fue apresado a finales de marzo por su presunta implicación en grupos de kale borroka, transfirió 27.000 euros destinados al entramado etarra.

El magistrado también responsabiliza a la otra ex diputada, Karmele Berasategui, de los movimientos de fondos para financiar a Batasuna. Del presidente del PCTV, Juan Carlos Ramos, Garzón destaca que dada su posición "conocía y asumía" la "subordinación" de su grupo a Batasuna, así como el "vaciado de cuentas" de una formación en beneficio de la otra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0005, 05 de agosto de 2009.

Lo más visto en...

Top 50