Entrevista:MARÍA PUJALTE | Actriz

"Cruzo los dedos para que la serie siga"

Una detective que entra en la escena del crimen como quien entra en casa de la vecina del quinto. Que compagina la resolución de asesinatos al estilo Jessica Fletcher con el cuidado de dos gemelos endemoniados. Que se sienta a cenar con los sospechosos y les pide la receta de la tarta de chocolate. "Está de vicio". María Pujalte, 42 años, es Laura Lebrel, la protagonista de Los misterios de Laura, la nueva serie de TVE-1 para la noche de los lunes (hoy, a partir de las 22.00).

Pregunta. Más de 2,6 millones de espectadores. Un buen estreno para Laura.

Respuesta. Desde luego. Ha sido un alegrón y todavía no me lo creo.

P. ¿Cómo era su porra?

R. Yo estaba muy convencida. Es una serie familiar, blanca y con un buen reparto. Estaba segura de que me gustaba, pero de ahí a lo que haga la audiencia... Eso más que los misterios de Laura son los misterios de las catedrales.

P. Dice que se inspiró en la detective de la película Fargo, de los hermanos Coen.

R. Tienen la misma actitud. La detective de Fargo está embarazada y analiza los crímenes desde un punto de vista muy sensato. Para mí era un referente, inalcanzable por supuesto.

P. Ha trabajado en Periodistas o 7 Vidas, pero éste es su primer papel protagonista en una serie. Un caramelito.

R. Y estoy encantada de la vida. Estas cosas no pasan mucho, a mí por lo menos.

P. ¿Y qué es lo que más le gusta de Los misterios...?

R. Que es muy de ficción, y no muy realista. Si estuviera muy pegada a la vida real no podría permitirme ciertas licencias. Y eso a los actores nos gusta mucho.

P. La ficción nacional está en un momento muy complicado, en plena crisis. Los misterios de Laura parece una serie de presupuesto más bien alto.

R. Pues la verdad es que está bastante ajustada. Hemos aprovechado todo muy bien aprovechado, haciendo economía, que es lo que toca en estos momentos.

P. Han rodado seis episodios. TVE tiene que decidir si encarga más.

R. Yo cruzo todos los dedos de las manos y de los pies.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 03 de agosto de 2009.

Se adhiere a los criterios de