Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benidorm abre el remozado paseo marítimo de la playa de Poniente

La remodelación, inspirada en la estética de Miró, ha costado 20 millones

Tras casi tres años de obras y la inversión por la Generalitat valenciana de unos 20 millones de euros que se pagarán en 10 años, la primera fase del paseo de la playa de Poniente de Benidorm fue abierto ayer al público. El proyecto es del arquitecto catalán Carles Ferrater y está inspirado en la reconocible estética de Joan Miró. Con esta remodelación, esta playa mitiga un tanto su imagen de segunda en comparación con la fama que atesora el popular paseo de la playa de Levante.

El paseante podrá observar 22 colores en los 13.000 metros de pavimento instalados. El regidor de urbanismo, José Ramón González de Zárate, lo contempla desde una doble perspectiva: "Hemos conseguido recuperar el frente marítimo para que lo disfruten los visitantes, pero desde la necesidad de que una obra como esta significara también un hito arquitectónico por la importancia que tienen las playas para la ciudad". El proyecto ha recibido diferentes premios, como el del Museo de Arte Moderno de Nueva York, y es calificado por su autor como "un parque que hará de bisagra entre la tierra y el mar", con una extensión de 40.000 metros cuadrados.

El nuevo espacio mejora los accesos a la arena a través de escalinatas

Su geometría de formas onduladas con elevación por encima de la calle lo convierte en un talud que se ofrece al mar a través de sus miradores. El nuevo paseo, además, ha ganado espacio para la arena en detrimento del asfalto y mejora la accesibilidad a través de grandes escalinatas. Los socialistas reclamaron ayer una actuación integral en el paseo para compensar el descenso de plazas de aparcamiento y la falta de señalización para los autobuses o la carga y descarga de los comercios.

Esta renovación del paseo de Poniente fue impulsada por el anterior alcalde, Vicent Pérez Devesa, y tuvo que enfrentarse a principio de 2008 hasta con órdenes de paralización del Ministerio de Medio Ambiente por acometer una actividad para la que no tenía autorización, como es la extracción de arena, lo que añadió algún retraso más a la ejecución de una obra que seguirá hasta octubre para completar su acabado.

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, inauguró ayer por la noche este espacio para poner en marcha la espectacular iluminación del paseo, con casi 300 puntos de luz. Mientras, el gobierno local sigue reclamando que el Ministerio de Fomento acometa la segunda fase del paseo, prometida y anunciada varias veces desde 2007, que completaría la fachada litoral de Benidorm. El portavoz socialista acusó al PP de retrasar los trámites municipales para su ejecución y así de acumular munición contra el Gobierno central.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de agosto de 2009