Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

George Russell, teórico del jazz modal

Compuso obras excelentes como 'Cubano be, cubano bop'

El gran teórico del jazz, el hombre que aprendió los principios de la teoría musical mientras estaba convaleciente en un hospital a causa de una tuberculosis y acabó escribiendo el que según los expertos es uno de los tratados más influyentes sobre ese estilo musical, falleció el pasado lunes 27 de julio en su casa de Boston, a los 86 años, a causa de complicaciones relacionadas con el Alzheimer.

George Russell amaba el jazz. Era un gran percusionista. Compuso obras excelentes, como Cubano be, cubano bop. Pero, ante todo, era un teórico, el padre del llamado Concepto Lidio Cromático de Organización Tonal, que aunaba las grandes contribuciones del jazz a la música en general. De ahí nacería el jazz modal, un estilo basado en improvisar a partir de modos o escalas, que popularizó Miles Davis.

'The African game' recibió dos nominaciones a los premios Grammy

Russell nació en el Estado de Ohio en 1923. Comenzó como percusionista en su Cincinnati natal, después de años tocando el tambor con los Boy Scouts. Bien temprano se interesó por la teoría del jazz y por su composición. Durante su convalecencia por tuberculosis en 1941 comenzó a idear su idea de modos y de organización tonal, basando los solos en escalas de intervalos. En 1953 publicó un libro de tres volúmenes al respeto, que la revista Jazz Ambassador Magazine describe como "una reformulación total de la teoría musical de Occidente".

En 1983 trató de simplificar esta teoría para el oyente no experto, en una larga entrevista con el diario The New York Times. Entonces, pidió a los lectores que imaginaran a cuatro famosos saxofonistas disfrazados de barcos de vapor recorriendo el río Misisipi. "Coleman Hawkins sería un barco de vapor que pararía en cada ciudad y se quedaría con el color local. Cada ciudad sería un acorde, y el barco de Hawkins sería la escala que sonaría en ese acorde. Lester Young sería un navío de vapor rápido que pararía sólo en las grandes ciudades, grandes puntos neurálgicos a los que llevan las otras ciudades. John Coltrane sería un barco de propulsión más vocal, como Hawkins, pero que correría arriba y abajo, de ciudad en ciudad, mientras Ornette Coleman sería un barco de propulsión que jamás atracaría".

En los cuarenta se mudó a Nueva York, donde se uniría a un grupo de músicos que se reunía en el sótano en el que vivía Gil Evans. Entre ellos estaban Miles Davis, Max Roach y Charlie Parker. Su Cubano be, cubano bop, fusión de ritmos afrocubanos con jazz, se estrenó en el Carnegie Hall en 1947 con la actuación estelar de Chano Pozo. En los años cincuenta publicó su disco The jazz workshop, un visionario trabajo que se adelantó a la fusión de jazz y rock de los años setenta.

Sólo en aquel momento pudo consagrarse de lleno a la música y dejar de trabajar en unos grandes almacenes. Se dedicó a componer y a pasear su sexteto por Estados Unidos y Europa. En 1985, uno de sus últimos trabajos, The african game, recibió dos nominaciones a los premios Grammy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de julio de 2009