El Senado de EE UU da vía libre para que la hispana Sotomayor sea juez del Supremo

El Comité de Asuntos Judiciales del Senado estadounidense aprobó ayer, por 13 votos contra 6, la candidatura de Sonia Sotomayor al Tribunal Supremo de EE UU. De este modo, a la que sería la primera magistrada hispana en la máxima instancia judicial del país sólo le queda someterse al voto del Senado en pleno, en el que los demócratas disponen de una amplia y suficiente mayoría.

Los 12 demócratas del Comité votaron ayer a favor de la candidata propuesta por el presidente Barack Obama para sustituir al juez progresista David Souter, que se jubiló el mes pasado. Sólo uno de los siete republicanos le dio su voto: el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham. "Es la primera mujer latina que será miembro de ese tribunal", dijo ayer el senador. "Y eso es muy importante. Yo no la hubiera nominado, pero entiendo por qué Obama la ha elegido".

En el interrogatorio público a la que la sometió ese mismo comité previamente, la llamada juez del Bronx intentó granjearse el voto conservador evitando revelar sus opiniones personales sobre asuntos controvertidos como la pena capital, el uso de armas o el derecho al aborto. Aun así, los republicanos decidieron votar en su contra casi en bloque.

Entre ellos cundió la opinión de que Sotomayor es más una activista que una juez, decidida a favorecer a las minorías raciales, "demasiado progresista, de una ideología que favorece un mayor peso del Gobierno", según la definió el senador republicano de mayor rango en el Comité, Jeff Sessions.

La Asociación Nacional del Rifle orquestó también una laboriosa campaña en contra de su designación. La considera "hostil a la segunda enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho fundamental a la defensa propia" y el uso de armas, según un comunicado firmado por su vicepresidente, Wayne Lapierre.

Los demócratas rechazaron esas críticas. El presidente del Comité, Patrick Leahy, dijo que la juez es "comedida, equitativa e imparcial". Su partido, que dispone de una amplia mayoría en el Senado, le ofrecerá a Obama y a su candidata una más que probable confirmación la semana que viene.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de julio de 2009.

Lo más visto en...

Top 50