El Igape ayuda el doble a patronales que a nuevas empresas

Drástica reducción de los incentivos para proyectos empresariales

El relevo en San Caetano y el rápido ritmo de deterioro de la situación económica han cambiado el paso del Instituto Galego de Promoción Económica (Igape), la principal herramienta de apoyo a las empresas en manos de la Consellería de Economía e Industria. Cuando se cumplen cien días de la nueva Xunta de Núñez Feijóo, y entre promesas para convertir al organismo público en el catalizador de todas las subvenciones e incentivos hasta ahora repartidos por diversos departamentos, las cuentas del Igape arrojan un balance que está marcado por la drástica y constante disminución, registrada cada mes, en la concesión de ayudas para nuevas inversiones empresariales.

Desde los 2,6 millones de euros aprobados en abril se ha pasado a unos exiguos 334.000 euros concedidos este mes de julio. Por el contrario, las ayudas y subvenciones a patronales, asociaciones y otras entidades marcan un ritmo contrario, multiplicándose por tres entre abril y julio, hasta sumar el doble, unos 637.000 euros, que el importe destinado para proyectos empresariales durante el último mes.

De 2,6 millones aprobados en abril, a 334.000 euros del último mes
Las asociaciones captan mucho más que la expansión en el exterior
Más información
Fondos de las principales entidades financieras

Un repaso a las ayudas concedidas por el Igape muestra que ya en junio el cambio de tendencia hizo que los incentivos concedidos a asociaciones, patronales y otras entidades sectoriales se situase, sólo ese mes, muy por encima de las recibidas por empresas que presentaron en las ventanillas del organismo público nuevas inversiones. Los dos meses anteriores, en abril y mayo, la situación era a la inversa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Sólo en junio el importe de las ayudas concedidas por el instituto que dirige Joaquín Varela bajo la supervisión del conselleiro de Economía, Javier Guerra, que se destinaban a proyectos de internacionalización, fue cuatro veces inferior que el recibido por las patronales y asociaciones. Si se toma como referencia el presente mes, la disparidad se incrementa hasta sumar cuatro veces más los fondos para asociaciones que para proyectos de expansión en el exterior de empresas gallegas.

Según los datos que hace públicos el Igape, en los primeros meses del año apenas se contabilizaron ayudas a entes asociativos. Sin embargo, a partir de mayo, el crecimiento ha sido progresivo, desde los 200.000 euros de ese mes hasta los 637.000 euros de julio, pasando por los 471.000 de junio. En total, en tres meses, más de 1,3 millones, frente a los escasamente 382.000 euros para la expansión exterior de las empresas. En los dos últimos meses, hubo hasta cinco veces más fondos para patronales que para internacionalización de empresas y casi el doble que para nuevas inversiones.

Entre los gremios y entidades receptoras de ayudas del Igape en este período se encuentran las cámaras de comercio gallegas, la delegación en Galicia de la Asociación para el Progreso de la Dirección, asociaciones de jóvenes empresarios, el Club Financiero de Vigo y federaciones provinciales, comarcales y locales de empresarios, así como la Confederación de Autónomos y Profesionales de España.

Fundaciones como la de Feiras e Exposicións de Ourense, la Semana Verde, Universidad-Empresa (Feuga), Ferrol Metrópoli o Ronsel, dedicada ésta última a la reinserción sociolaboral, también se encuentran entre las destinatarias de las ayudas del brazo inversor de la Xunta.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS