Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:música

Un FIB de transición

El festival cierra con grandes momentos y sensación de cambio

Pueden llamarlo como quieran: flamenco ruidista, indie andaluz o pop alternativo. Pero Los Planetas son, pese a quien le pese, una gran banda de rock que hacen, cuando quieren, conciertos tan inmensos como el de ayer. Tras un gran comienzo, el clan granadino agarró por el cuello al público con la tercera canción (Un gran día) y se los llevó a su terreno. Es lo que hacen los grandes. Pese a la calidad presente, la masa prefirió prestar más atención a The Killers, que con una actuación ciertamente vistosa (sus singles sonaron como un huracán pero ahí hay mucha chicha y poca limoná) cerraron ayer la 15ª edición del Festival Internacional de Benicàssim.

Una edición en la que se respiraba aires de renovación y transición. El número es redondo y pese al éxito musical y de asistencia (la cifra se mantiene en 45.000 asistentes más 5.000 acreditados) las señales de cambio son significativas. Primero porque el cartel de este año desprendía cierto regusto conservador (todos los cabezas de cartel habían pasado recientemente por España) y segundo porque la idea de que los fundadores, los hermanos Morán, pasarán el año que viene a un segundo plano en la dirección ejecutiva del festival recorría los mentideros del más importante y mejor festival de España. La paulatina transformación del festival está todavía sin concretar. Lo único seguro hasta el momento es que Heineken ha renovado su contrato de patrocinio con el festival por tres años más. Con o sin hermanos Moran en primera fila.

Esta 15ª edición ha estado marcada por un cierto regusto conservador

Los Planetas son, pese a quien le pesa, una gran banda de rock

Cuatro días de música, sol, playa y viento han dejado muchos momentos. Musicales y extra musicales. Son estos:

¿A dónde voy? ¿Y a qué hora? Que los horarios de mano no se repartiesen como otros años y sólo se pudiesen comprar (a siete euros) como se hace en todos los festivales de europa (ninguno en España) hizo que muchos Fibers andasen más despistados de los normal.

Mal presentimiento. Cuando J, líder de Los Planetas viajaba de su hotel en Castellón al recinto del festival en Benicàssim tuvo un mal presentimiento. Y lo dijo en voz alta. Al final la intuición del granadino fue correcta. El viento arruinó los conciertos del viernes aunque Los Planetas se quedaron varios días por la tierra para ofrecer el vibrante concierto de ayer. Eso, pese algún enfrentamiento íntimo entre el batería de la banda granadina y una medusa castellonense.

La conga Rusa. Que el día la suspensión la madrileña Russian Reed acabase bailando una conga en un bar del centro de Benicássim no fue impedimento para que en la jornada siguiente diese uno de los mejores conciertos de la representación española. La madrileña estuvo muy bien en el escenario. Aunque lo de la conga tampoco se le da mal.

Franz Ferdinand. Son la última gran banda que ha dado esta década que en unos meses muere. Melodías adictivas, letras inteligentes, guitarras duras y bailables, imagen, actitud. Su concierto del sábado fue impecable. De lo mejor del festival junto con Oasis.

'Exta sí, exta no'. El dúo belga 2 Many DJ's son dos efectivos pinchadiscos. Entre su repertorio del sábado se pudo escuchar desde el Rebel Rebel, de David Bowie, al Beat it de Michael Jackson (muy celebrado) y la sorpresa de la noche: el Exta sí, exta no del gran Chimo Bayo.

Sobrio Pete. No había ningún protocolo especial para proteger o controlar al otrora desatado Pete Doherty. Lo cierto es que su personaje ha dejado de tener tanta repercusión mediática y sus últimos conciertos han sido sin sobresaltos y extraordinariamente correctitos -será porque sus canciones son poco más que mediocres, con sólo algún logro como Fuck forever. Mejor fue el plan de Tv on the Radio que con su rock marciano (free jazz, soul, rock...) dejaron riquísimo sabor de boca en el segundo escenario Fiberfib tras el calentamiento. Eso -calentar más- es lo que le hubiese hecho falta a los periodistas que perdieron ayer el tradicional partido de fútbol contra músicos por 12 goles a tres. Gaizka Mendieta, ex jugador del Barça, del Lazio y del Valencia jugó en las filas de los rockeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de julio de 2009