Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:TALENTOS QUE ARRIESGAN | Carreras & Capital humano

Robots 'made in' Albacete

MoviRobotics desarrolla ingenios inteligentes para mayor seguridad

El Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha, en el campus de la Universidad de Albacete, es un edificio diseñado y construido en limpia línea arquitectónica. Dentro, entre oficinas y laboratorios de empresas especializadas en campos punteros de la economía -software, energías alternativas, aeronáutica, biomedicina...-, los trabajadores de MoviRobotics se afanan en cumplir su objetivo: comercializar 100 robots en dos años.

La cabeza de esta realidad empresarial es José Luis Rubio, un ingeniero que ha acabado ganándose la vida con la construcción de ingenios automáticos y semiinteligentes. "Hacemos pequeños vehículos inteligentes con capacidad de asumir trabajos que, en general, y hasta ahora, realizaba el personal de seguridad o vigilancia. También labores rutinarias en las que servir de apoyo a una vigilancia convencional, humana", asegura. El encargado de cubrir estas actividades es mSecurit, un robot compacto, "80 centímetros de alto por medio metro de ancho y unos 30 kilos, que pensamos podría disuadir a alguien que quisiera robarlo".

Posando con su criatura, el ingeniero no puede evitar transmitir algo de paternal orgullo. Y es que el pequeño vehículo que reposa a su lado es la culminación de una carrera que, sin saberlo, comenzó hace años cuando aún niño observaba fascinado cómo su padre, técnico electrónico, reparaba en su taller electrodomésticos. "Siempre respondía a las preguntas que le hacía sobre el porqué de esto o de aquello. Y también me dejaba sus revistas de electrónica", recuerda.

Con tales estímulos, cuando este emprendedor descubrió la informática -"tuve un ordenador Spectrum con el que aprendí a programar"- no se limitó a los típicos juegos infantiles. Tenía que programarlos. Él y sus compañeros de pandilla se iban enseñando unos a otros. "Hacíamos un poco de todo: programitas, sencillos juegos...". Fue el nacimiento de unas inquietudes que han desembocado en mSecurit.

José Luis quería saber cómo funcionan las cosasy solucionar problemas. Lo que hasta hace poco no supo fue que, para lograrlo, iba a tener que montar su propia empresa. "La idea de ser empresario surgió cuando ya había cumplido los 40", señala.

La tarea de hacer empresa comenzó "en 2006, cuando vi que ya había tecnología disponible a precios asequibles, y creí que se daban las condiciones para desarrollar vehículos robotizados, productos enfocados a áreas como vigilancia o inspección industrial; en definitiva, a trabajos en los que hubiera posibilidad de automatización", mantiene Rubio.

Una vez decidido qué producir, tocaba ver dónde, pues "este tipo de proyectos tienen que estar muy apoyados en la tecnología. Debía estar cerca de una universidad y/o de un parque tecnológico". Albacete era el lugar ideal. Estaba claro. Y así comenzó la historia de esta compañía, que se asienta sobre la I+D y que tiene siete personas en plantilla. "Estamos implicados en diseño industrial, el desarrollo de software y hardware, la mecánica...".

"Cuando veía a mi padre ensamblar dos piezas para solucionar un problema, siempre pensaba que el camino era la razón y la investigación. Nunca el dogma", dice José Luis. Y esta máxima es hoy el alma de MoviRobotics.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de julio de 2009