Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo alerta de que las cajas deberán "afrontar" algún proceso de fusión

La Xunta espera a conocer datos del Banco de España para tomar una decisión

El debate lo abrió el miércoles en Málaga Mariano Rajoy y lo remató ayer en Santiago Alberto Núñez Feijóo. El presidente nacional del partido abogó por buscar para las cajas de ahorros gallegas un modelo de integración con entidades de otras autonomías, para evitar los despidos que supondría la eventual fusión de Caixa Galicia y Caixanova. Preguntado al respecto, el presidente de la Xunta no se pronunció a favor de ningún modelo concreto, pero sí alertó de que "este tipo de cuestiones", en referencia a las fusiones, "habrá que afrontarlas". Y les puso fecha: a final de año, cuando se conozcan nuevos datos del Banco de España y de otras entidades sobre la salud financiera de las dos cajas.

El Consello impulsa el nuevo hospital de Pontevedra, que prevé acabar en 2014

La Xunta honra a los cuatro ex presidentes con la Medalla de Oro

El Gobierno gallego, explicó Feijóo en la conferencia de prensa posterior al Consello de la Xunta, actuará "conforme a los intereses de Galicia, de la salud de sus entidades financieras, de los depositarios y de las empresas gallegas". Dicho esto, añadió: "Este tipo de cuestiones por supuesto que habrá que afrontarlas, habrá que verlas posiblemente a final de año". En este sentido, agregó que no se puede decidir a favor de ningún modelo "mientras no se tengan los datos del Banco de España y de otros institutos" respecto al estado real de Caixanova y Caixa Galicia. "Y, desde luego, mientras no se hable con las cajas y con los agentes sociales", remachó.

En todo caso, Feijóo trató de restar trascendencia a la situación, al sostener que "ya se puede adelantar" que el estado financiero de ambas cajas "no será en ningún caso peor que el resto del sistema financiero, que está efectivamente en crisis y con una remodelación planteada". En las últimas semanas, y tras la aprobación por el Gobierno del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), las cajas gallegas parecen haber superado su tradicional resistencia a afrontar procesos de fusión. Hasta la fecha, Feijóo había descartado integraciones de cualquier tipo.

No fue la de las cajas la única fusión a la que se refirió el presidente tras el Consello. Feijóo rechazó afrontar la de las autoridades portuarias de A Coruña y Ferrol, como se propone desde el Ministerio de Fomento. En su lugar, apuesta por fomentar la "coordinación" entre los siete puertos de interés general ubicados en Galicia, como un mecanismo que, en su opinión, permitirá lograr "fines similares". Desde esa gestión coordinada, Galicia podría avanzar hacia el proyecto de "puerto único" que defiende la Xunta, aunque con presidentes al frente de cada uno de los puertos. Feijóo defendió que los puertos exteriores de A Coruña y Ferrol tengan al frente a dirigentes distintos de los ya existentes.

En la reunión del Gobierno gallego, por otra parte, se presentó un informe de la Consellería de Sanidade que hace oficial la decisión de construir un nuevo hospital en Pontevedra, en lugar de ampliar el ya existente. Su emplazamiento será Monte Carrasco, considerado por el presidente gallego el mejor comunicado de los posibles. Feijóo enumeró las ventajas de optar por un nuevo hospital, entre ellas la de no afectar a la actividad del actual de Montecelo, y asumió el compromiso de iniciar las obras en 2011 y concluirlas en 2014, cuando estaba previsto el remate de la ampliación del hospital pontevedrés.

El Consello aprobó otro informe sobre la nueva Lei de Pesca, que modificará 83 artículos de la aprobada por el Parlamento durante el mandato del bipartito y que el actual Gobierno descartó antes de su entrada en vigor. La principal novedad de la norma, que Feijóo pretende aprobar en el Parlamento este mismo año, es la validación de los permisos de explotación, los denominados permex, de los profesionales de la flota de bajura durante toda la vida útil de la embarcación.

El Gobierno de Alberto Núñez Feijóo también decidió ayer que las primeras Medallas de Oro que le corresponde otorgar, la máxima distinción que concede el Ejecutivo gallego, sirvan para reconocer el trabajo por una Galicia "plural y moderna" de los cuatro ex presidentes de la Xunta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de julio de 2009