Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Griñán da un toque a los empresarios para desbloquear el diálogo social

El presidente pide a la patronal andaluza que "no se contagie" de la CEOE

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, confesó ayer estar preocupado por las negociaciones del VII Acuerdo de Concertación Social ante la posible influencia que sobre la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) pueda ejercer la posición que la patronal mantiene en Madrid en las negociaciones del diálogo social con los sindicatos y el Gobierno central.

"Lo único que quiero es que una de las organizaciones no se contagie con lo que está pasando, sino que haga todo lo contrario: que le influya en Madrid con lo que pasa habitualmente en Andalucía", solicitó ayer Griñán durante la visita institucional que realizó a la sede de UGT Andalucía y ante la presencia de la dirección regional y de 200 delegados del sindicato.

UGT reclama al presidente que se desbloqueen los convenios colectivos

Las negociaciones del VII Acuerdo de Concertación Social no han logrado avances significativos hasta la fecha. Tanto es así que la Junta de Andalucía y los agentes sociales han debido prorrogar hasta septiembre el plazo que inicialmente se habían dado del 15 julio para intentar cerrar el acuerdo. "No estoy preocupado con los interlocutores que tengo en Andalucía porque llevan muchos años comprometidos con este acuerdo y lo conocen bien", explicó Griñán, "sino con lo que está pasando en Madrid".

En su opinión, la CEOE está "pretendiendo convertir" el diálogo con Gobierno central y sindicatos en una "negociación bipartita". Y argumentó sus temores: "Cuando se ponen encima la mesa reivindicaciones estrictas

[en referencia al abaratamiento del despido y los recortes salariales y de producción], como está ocurriendo con una parte que se empeña en poner su programa máximo encima de la mesa y considera que este proceso es la satisfacción de reivindicaciones históricas, arruinamos el proceso de diálogo social".

Así las cosas, instó a la CEA -sin citarla en ningún momento- a que utilice su "fuerte" representación en Madrid e "influya" a la CEOE con los seis acuerdos de concertación social que, a su juicio, son "modélicos porque han apostado por un modelo de crecimiento económico diferente".

"De hecho, el VI Acuerdo de Concertación Andaluz fue en realidad el comienzo de lo que ahora se llama economía sostenible o Andalucía Sostenible", defendió José Antonio Griñán.

De igual manera, el secretario general de UGT Andalucía, Manuel Pastrana, mostró su malestar por el "bloqueo" existente en la negociación colectiva en toda la comunidad que, según alertó, está "deteriorando" las condiciones laborales de unos 300.000 trabajadores andaluces.

Pastrana exigió a la CEA el "desbloqueo" de la negociación colectiva para acercar posturas en el acuerdo de Concertación. "La negociación colectiva y el diálogo son instrumentos por los que apuesta permanentemente UGT porque son positivos para salir de la crisis", afirmó Pastrana.

Tanto UGT como Comisiones Obreras han anunciado que pedirán a Griñán que bloquee las ayudas a las empresas mientras la negociación esté encallada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de julio de 2009